ROGELIO RAMÍREZ DE LA O

Los mexicanos tienen un trauma con la deuda pública: Hacienda

El titular de la dependencia, Rogelio Ramírez de la O, destacó que se contrataron vacunas antiCOVID por 50 mil millones de pesos, de los cuales ya se pagaron 28 mil millones

ECONOMÍA

·
De la O aseguró que la Federación otorgó apoyos diversos por cerca de 2.6 por ciento del Producto Interno Bruto. Foto: CUARTOSCURO

Los mexicanos tienen una especie de “trauma” con la contratación de la deuda pública, lo cual fue una de las razones por las que no se recurrió a ella para enfrentar la pandemia de COVID-19, aseguró el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O.

“El México de hoy tiene una especie de trauma con la deuda de los años 70 y 80 y ese trauma está en la memoria colectiva”, dijo el funcionario durante su comparecencia ante diputados para ser ratificado como titular de la dependencia,

Señaló que así como Estados Unidos tiene un “trauma” por la Gran Depresión que obliga a la Reserva Federal a buscar el empleo máximo por los altísimos niveles de desempleo que tuvieron en esa época, “nuestra sociedad nos hubiera reclamado el estar sobreendeudandonos cuando no estamos calibrando correctamente el alcance de la pandemia”.

Por otro lado, dijo, para desplazar gasto masivo en respuesta a una crisis específica, lo que el gobierno tenía a la mano ya no eran los aparatos redistributivos con los que contaba en la etapa de Desarrollo Estabilizador de los 60 y 70, prácticamente ya no tenía aparato redistributivo que fuera eficaz para desplazar un nivel de gasto tan grande como se hubiera requerido.

“La experiencia inmediata o mediata de los últimos años es que el gasto social de México no estaba siendo muy eficaz en llegar al destinatario, por esa otra razón el gobierno tomó la decisión de no desbocar el gasto cuando no se tenía la certeza de la profundidad de la crisis”, dijo el funcionario.

Ramírez de la O aseguró que la Federación otorgó apoyos diversos por cerca de 2.6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), por lo que consideró que se actuó con prudencia para enfrentarla situación.

“Cualquier país que está fijando un objetivo de no sobreendeudarse tiene que ser muy cauteloso de qué tan rápido despliega su gasto cuando no se tiene certidumbre de cuánto es la duración de la pandemia, porque si dura tres años y soltamos la casa por la ventana desde el primer año, ya estamos desfasándonos muchísimo en materia de endeudamiento”, externó.

Vacunas

Al ser cuestionado sobre las vacunas de COVID-19, el funcionario dijo que el proceso de vacunación es clave. Añadió que desde finales de 2020 el gobierno aseguró contratos suficientes para inmunizar a la población y destacó que desde el 24 de diciembre al día de hoy se han recibido 86 millones de dosis, de las cuales se han aplicado 67 millones de ellas.

En cuanto al costo, refirió que se hicieron contratos por 50 mil millones de pesos, de los cuales se han pagado 28 mil millones. Adelantó que no se descarta requerir más dosis para 2022, aunque aún están en proceso de análisis.

“Con ello se busca sentar las condiciones sanitarias, financieras y económicas necesarias para que la economía se recupere con mayor rapidez”.

¿Y Pemex?

La empresa aún está en una situación “delicada”, pero avanza rumbo a su estabilización financiera y de producción, aseguró el encargado de las finanzas públicas del país.

Durante su comparecencia ante diputados para ser ratificado como titular de la dependencia, destacó que la deuda de la petrolera pasó de 49 mil millones de dólares en 2012 a 100 mil millones en 2018, es decir, en la administración anterior.

“Es una empresa que encontramos con una carga muy pesada y con una producción en caída (…) Su situación sigue siendo delicada, pero -en términos de estabilización de su producción- podemos reclamar que sí se está logrando con gran esfuerzo y que sí podemos estabilizar la empresa desde el punto de vista financiero”.

Ramírez de la O destacó que para 2021 se espera un crecimiento de 6 por ciento y para 2022, de 3.6 por ciento, de forma preliminar.

alg