MOODY’S

Moody’s advierte de impacto de sequías en empresas y municipios

La calificadora también alertó de afectaciones en los objetivos de generación eléctrica a partir de fuentes verdes por el estrés hídrico

ECONOMÍA

·
Foto: Cuartoscuro

La sequía que sufre México va a impactar a diversas industrias de alto consumo de agua, como la minera y de bebidas, sentenció la calificadora Moody’s.

También va a afectar el objetivo de alcanzar, en 2024, 35 por ciento de la generación eléctrica a partir de energía limpia, señaló Roxana Muñoz, analista de la agencia financiera.

Además, señaló, el estrés hídrico y los complejos desafíos de gobierno interno van a ejercer presión crediticia sobre los gobiernos locales y regionales.

Los municipios se van a ver particularmente afectados, ya que tienen la responsabilidad constitucional de proporcionar servicios de agua potable, alcantarillado y tratamiento de agua, los cuales requieren un importante gasto en infraestructura, mientras que dependen en gran medida de los fondos del gobierno federal y estatal.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) estima que el estrés hídrico va a aumentar en 31 de los 32 estados, incluida la Ciudad de México, durante los próximos 10 años, destacó Moody’s en el reporte “Droughts and water stress present growing physical climate risks”.

“México sufrió, este año, una de sus peores sequías en décadas y la Conagua prevé que el estrés hídrico, probablemente, va a aumentar en los próximos años. El creciente riesgo físico del cambio climático va a ejercer una mayor presión crediticia sobre los emisores de diferentes sectores”, señaló la firma.

De acuerdo con el informe, la exposición del sector financiero es baja debido a su amplia diversificación del portafolio.

En general, explicó, los bancos enfrentan riesgos por debajo del promedio que surgen de cuestiones ambientales como las sequías y la escasez de agua, aunque algunos acreedores con exposiciones concentradas en la agricultura pueden experimentar una disminución de la calidad crediticia.

Algunas compañías de seguros tienen una importante exposición a la agricultura, pero la penetración general del mercado en este segmento es baja.