ECONOMÍA MEXICANA

Banxico aumenta tasa a 4.50%; prevé mayor inflación

Las condiciones económicas del país podrían complicarse

ECONOMÍA

·
Se prevé que la inflación crecerá

El Banco de México aumentó, por segunda vez consecutiva, su tasa de interés en 25 puntos base, para ubicarla en 4.50 por ciento, en medio de mayores presiones inflacionarias.

La decisión fue por mayoría. A favor de aumentar el llamado precio del dinero estuvieron el gobernador Alejandro Díaz de León y los subgobernadores Irene Espinosa y Jonathan Heath. Por su parte, Galia Borja y Gerardo Esquivel optaron por mantener la tasa sin cambios.

Ésta es la primera vez que Banxico da a conocer el sentido de los votos de cada integrante de la Junta de Gobierno dentro de su anuncio de política monetaria.

También es la primera ocasión que da a conocer sus perspectivas trimestrales de inflación. En ese sentido, el banco central aumentó sus proyecciones de 4.8 a 5.7 por ciento al cierre del año y de 3.1 a 3.4 por ciento al término de 2022.

”Las actualizaciones de las trayectorias esperadas para la inflación general y subyacente (no considera agropecuarios y energéticos) son más elevadas que las publicadas en el último Informe Trimestral”.

Considerando las características de los choques que las han afectado, dijo, los mayores incrementos corresponden a los pronósticos de corto plazo.

“Se prevé que la medición anual de la inflación general y subyacente disminuya especialmente a partir de horizontes mayores a un año y que converja a la meta de 3 por ciento en el primer trimestre de 2023”, señaló.

Banxico recordó que la inflación general se ubicó en 5.81 por ciento en julio y la subyacente en 4.66 por ciento. Entre los riesgos que el instituto central ve para los precios en el país están presiones inflacionarias externas, ajustes en costos, persistencia de la inflación subyacente, depreciación cambiaria y aumentos en los agropecuarios.

“Si bien se prevé que los choques que han incidido en la inflación sean transitorios, por la diversidad, magnitud y el extendido horizonte en el que la han afectado, pueden implicar un riesgo para la formación de precios”, señaló en su comunicado.

Por ello decidieron aumentar la tasa a 4.50 por ciento, por segunda vez consecutiva. Banco de México señaló que los mercados financieros nacionales han mostrado estabilidad en la cotización del peso y aumentos en las tasas de interés, particularmente en las de corto plazo.

“La recuperación de la economía mexicana continuó durante el segundo trimestre y se prevé que se mantenga para el resto del año, aunque persisten riesgos por el aumento en los contagios”.