CRE

Políticas del Gobierno desincentivan techos solares

La instalación de aparatos en 2020 creció 28%, pero fue la menor cifra desde 2018

INVERSIÓN. Especialistas aseguran que falta financiamiento para el desarrollo de esta tecnología. Foto: Especial
Escrito en ECONOMÍA el

La política energética del gobierno federal y la falta de financiamiento afectaron la instalación de techos con paneles solares, los cuales crecieron sólo 28 por ciento en 2020, su menor nivel desde 2018, de acuerdo con expertos.

Víctor Ramírez, analista del sector eléctrico, indicó que la instalación de techos solares enfrenta el reto del acceso a recursos para su desarrollo. 

“¿Que falta? Financiamiento. Porque las tarifas seguirán aumentando y los paneles no suben de precio”, añadió el especialista.

Según datos de la Asociación Mexicana de Energía Solar (Asolmex), la instalación de un sistema de paneles en hogares cuesta hasta 120 mil pesos con una vida útil de al menos 20 años, lo que permite que el recibo de luz disminuya hasta en 90 por ciento.

De acuerdo con cifras de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), el año pasado el país sumó 65 mil 159 techos solares, el menor ritmo de crecimiento desde 2018 y contrasta con 136 por ciento de incremento que se observó en 2017, su mejor año.

La capacidad instalada para generar electricidad con paneles fue 467 megawatts, rompiendo una tendencia de los años previos, que era el doble.

Esta cifra de capacidad también está por debajo de la meta de 700 megawatts por año, establecida por la Secretaría de Energía (Sener) en el Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional hacia 2035.

“Ya no se duplica la capacidad instalada, como en años anteriores, pero sigue creciendo”, dijo Ramírez.

Destacó los beneficios de la generación de electricidad con base en tecnología solar, pues cada megawatt por hora tiene un costo de 375 pesos, dentro de los proyectos de las subastas de largo plazo.

El monto es hasta 80 por ciento más barato, frente a mil 865 pesos por megawatt de las hidroeléctricas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), según los datos de la CRE.

Por Adrián Arias

PAL