INVERSIÓN PRIVADA

Moody´s ve freno a inversión privada en electricidad en México

Andrés Manuel López Obrador anunció que presentará una propuesta para introducir cambios constitucionales que reforzarían el apoyo del gobierno a la CFE

ECONOMÍA

·
Foto: Archivo / CUARTOSCURO

La calificadora de deuda soberana Moody's no prevé un aumento en la inversión privada en el sector eléctrico de México en los próximos tres años, ante los cambios promovidos por el gobierno federal.

“Las recientes medidas adoptadas por el Gobierno federal para cambiar el marco regulatorio del sector energético mexicano podrían tener un impacto negativo en algunos contratos existentes; por lo tanto, no esperamos un aumento de la inversión privada en el sector eléctrico durante los próximos tres años”, indicó la calificadora en un análisis.

“El gobierno de México ha estado buscando la aprobación de una reforma a la Ley de la Industria Eléctrica cuyo objetivo, entre otros, es modificar el orden de prioridad en el despacho de energía, lo que podría beneficiar al negocio de generación de la CFE”, abundó.

Asimismo, el 10 de junio, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que presentará una propuesta para introducir cambios constitucionales que reforzarían el apoyo del gobierno a la CFE.

“A pesar de los desequilibrios macroeconómicos y a los retos fiscales que afectan negativamente al soberano, consideramos que la probabilidad de respaldo a la CFE permanece intacta, debido a la importancia estratégica de la compañía para la economía del país y al hecho de que la empresa tiene una participación importante en la generación de electricidad, además del monopolio de transmisión y distribución”, dijo Moody´s.

Añadió que la CFE tiene un ambicioso plan de inversiones que suma 381 mil 500 millones de pesos en inversión hasta 2026, de los cuales el 53 por ciento se destinará a proyectos de generación de energía, el 20 por ciento a transmisión, 20 por ciento a distribución, y el resto a telecomunicaciones y otros. 

“Las inversiones para aumentar la capacidad de generación darán lugar a una mayor dependencia del gas natural, mientras que el aumento de la capacidad hidroeléctrica enfrentará riesgos de disponibilidad de agua en el futuro”, añadió.

Por: Adrián Arias

 

DRV