Por pandemia, un millón de mujeres siguen sin trabajar

Con la pandemia, más de un millón de damas no han podido regresar a sus trabajos

Por pandemia, un millón de mujeres siguen sin trabajar
México tiene una población ocupada de 53.8 millones. Foto: Pixabay

Más de un millón de mujeres que trabajan en la informalidad aún no regresan a sus actividades laborales tras la pandemia, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Mientras la población masculina que se desempeña en la llamada economía subterránea ya regresó a los niveles observados en febrero de 2020, previo al impacto del COVID-19, en el género femenino la historia es diferente.

En marzo pasado se registraron 11 millones 593 mil 238 mujeres laborando en la informalidad, un millón 146 mil 698 menos que al primer bimestre de 2020.

“Además de las labores propias del hogar y de la actividad económica que desempeñan, las mujeres se convirtieron en maestras y cuidadoras de tiempo completo, por el cierre de estancias, guarderías y escuelas, lo cual dificulta el regreso al trabajo”, comentó Jesús Sánchez, catedrático de la UNAM.  

En el caso de los hombres, en marzo se registraron 18 millones 961 mil 227 trabajadores informales, 350 mil 537 más que en febrero de 2020.

El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, aseguró que con la aplicación de vacunas a los maestros y el paulatino regreso a clases, esta situación se va a normalizar y ellas van a poder reincorporarse a su vida laboral de manera más rápida.

En total, hay 30 millones 554 mil 465 personas trabajando en la economía no formal, casi 800 mil millones menos que hace 13 meses. En este sector está 56.8 por ciento de la población ocupada nacional.

“Ya regresaron los trabajadores del sector comercio, pero no por completo la parte intelectual de los informales: doctores, abogados, carpinteros, mecánicos; es decir, esas personas que tienen un oficio o una carrera, pero que no se encuentran en condiciones formales”, dijo Arciniega.

En la informalidad están aquellas personas que trabajan en organizaciones no agropecuarias, que no se constituyen como empresa y no tienen un registro básico, pero también aquellos que carecen de prestaciones. 

 

Por Fernando Franco

 

dza


Compartir