EMPRESARIO

Muere el empresario Alejandro Vega González a los 80 años

Familiares y amigos lamentaron el deceso del director de Casa Vega S. A. de C. V.

ECONOMÍA

·
FOTO: Especial

Este martes cuatro de mayo alrededor de las 20:00 horas se informó el deceso del empresario regiomontano, Alejandro Vega González, a la edad de 80 años. Ante la noticia familiares, amigos y colaboradores han externado sus condolencias así como el apoyo a la esposa de Vega González, Yolanda Cárdenas de Vega y a sus hijos Alejandro y Lorena, así como a sus nietos. 

El empresario además de ser fabricante de artículos de hule y plásticos en Monterrey, Nuevo León, estuvo a cargo de la dirección y presidencia de Casa Vega S.A de C.V. y fue presidente del Club Campestre Mty AC. y de la Federación Mexicana de Golf.

En redes sociales usuarios han lamentado la perdida de quien fuera un gran empresario, entregado siempre a su trabajo y además un hombre que se dedicaba a las causas nobles desde su trinchera, cuya empresa exportaba más del 70 por ciento de producción hacia otros países.

¿Qué es Casa Vega S. A?

La empresa fue fundada en 1929 bajo el nombre Vega Hermanos, sin embargo, después de la segunda guerra mundial esta cambió su nombre a Casa Vega S. A. como se le conoce actualmente. Esta compañía se especializa en la fabricación de todo tipo de productos especiales moldeados en hule por compresión y extrusión, utilizando hules sintéticos y naturales. Uno de los logros más importantes para la empresa fue la unión de hule con el metal, este logro ayudó a convertirse en una empresa líder en México en el mercado de llantas y rodajas.

La especialidad de Casa Vega S. A. es la fabricación y maquila de piezas en hule, poliuretano, plástico y plomo; cuenta con 22 prensas para transformar el hule desde 50 hasta 800 toneladas y en plástico con más de 20 inyectores que van desde 100 hasta 750 toneladas, inyectores para plomo de 200 toneladas, maquinaria para lavado, secado y peletizado de plástico, además de equipos periféricos para el acabado y decorado de piezas. Así como un taller mecánico preparado para dar mantenimiento y fabricar nuestros propios herramentales.

pgh