Definen plan de acción contra robo al autotransporte

Si no se tiene un operativo de protección, el delincuente va a operar con más facilidad porque no encontrará reacción y le será más fácil cumplir con su objetivo

Definen plan de acción contra robo al autotransporte
Si no se tiene un operativo de protección, el delincuente va a operar con más facilidad Foto: Cuartoscuro

El robo al auto transporte se ha incrementado en los últimos años en las calles y carreteras de gran parte del país, por lo que es necesario contar con medidas de protección que prevengan los asaltos y brinden protocolos de actuación a conductores, operadores y empresas que se dedican a esta actividad, destacó la directora ejecutiva de la Asociación Mexicana de Empresas de Seguridad Privada (AMESP), Verónica Torres Landa Castelazo.

Al participar en el webinar “2021 Retos en la Seguridad para el Autotransporte” organizado por Magni Tracking, uno de los 120 afiliados a este organismo que agrupa a las empresas de seguridad más importantes que actúan en el territorio nacional, resaltó la trascendencia de contar con medidas de defensa para, en primer lugar, prevenir un ataque y luego saberlo enfrentar.

Si no se tiene un operativo de protección, el delincuente va a operar con más facilidad porque no encontrará reacción y le será más fácil cumplir con su objetivo, destacó la especialista.

Verónica Torres Landa, insistió que en todo plan de protección lo primordial es la capacitación al personal de seguridad, al transportista y a la empresa misma.

Pero además debe ir de la mano con una autoridad para generar estrategias que permitan mitigar el riesgo para que, al transitar por las calles, carreteras federales o estatales vayan mucho más seguros.

Junto con un plan de protección, existe también, dijo, una operación de recuperación. Esto ha permitido que se haya rescatado una alta cifra de transporte de carga en México, pero lo más importante es que cuando se sufra un ataque lo primero que se debe hacer es denunciarlo ante las autoridades para una actuación expedita

Por ejemplo, subrayó, la AMESP, ha establecido un canal de comunicación directo con la Guardia Nacional, con todos sus batallones y “en el momento que nos enteramos de un robo, lo reportamos y se logra la pronta recuperación de la carga o del transporte, pero se necesita una coordinación muy estrecha, voluntad para cambiar las cosas y una denuncia de hechos para que este tipo de acciones puedan prosperar”.

La directora ejecutiva de la AMESP insistió en la importancia de la denuncia, la cual debe contener en primer lugar la ubicación del lugar de los hechos, reportar si hubo violencia y si hay víctimas para que manden a los servicios de emergencia. Todo esto va a generar un informe que se debe de hacer puntualmente para que la autoridad y las empresas empiecen a generar estadística.

“Si no denunciamos no generamos estadística y no va a haber política pública que nos indique que en una zona determinada del país ha sufrido incidentes el transporte”.

Para esto, informó que hay varias aplicaciones de seguridad en carreteras y una de ellas es la de la Guardia Nacional (GN carreteras) que se puede bajar a los celulares. Son informes vivos que ofrecen perspectiva sobre la seguridad y lo que va sucediendo en las carreteras federales.

Informa de paraderos seguros, donde los transportistas se pueden detener para pernoctar, ir al baño, descansar, comprar víveres, o cualquier otra actividad. También se puede ver cuáles son las que tienen mayor incidencia delictiva y en donde es recomendable contratar algún tipo de seguridad o el uso de GPS.

Según la estadística que mes a mes publica ANERPV, el robo en carretera oscila entre los 220 y 240 por mes. Al 30 de abril se tenía un acumulado de 889 robos. El 33 por ciento es entre las 7 y 12 horas y los días con mayor incidencia es miércoles y jueves con un 22 por ciento.

Los transportes más robados son: tractocamiones de diversas marcas y dada la pronta recuperación de la mayoría de las unidades, no todos los reportes culminan en una denuncia formal ante fiscalía o ministerio público a pesar de la recomendación de que se realice el 100 por ciento de las veces.

Esta es la importancia de utilizar la tecnología en beneficio de quien circula por las carreteras federales.

Torres Landa dio a conocer asimismo que existe una zona roja en México y por más que se ha atendido, sigue siendo la más complicada para el robo de autotransporte, y se ubica en la Ciudad de México, Estado de México, Puebla, Tlaxcala, Veracruz, Guanajuato, Michoacán, Guerrero y Nuevo León.

Por tipo de mercancías, lo que más se roban son los alimentos, ropa y calzado, autopartes, acero, llantas, vinos y licores, que tienen una demanda importante y pueden venderse con facilidad en el mercado negro.

¿Cómo es el robo al transporte? Hay de todo tipo, con y sin violencia, con el uso de armas de fuego, con obstrucción carretera, vehículos policiales clonados, familias y comunidades inmersas. Lo más graves es que la delincuencia organizada se ha metido en las comunidades, sobre todo en las aledañas a las carreteras.

Parte importante para la prevención del robo al transporte, tiene que ver con la contratación de los choferes, que muchas veces se hace al momento, sin lo debidos controles de confianza. Es decir, la mayoría de las ocasiones los empresarios no saben ni a quien están contratando.
Un camión que sufre un asalto y no se reporta de inmediato, después de dos horas es muy difícil que se encuentre, porque o ya lo pintaron, le cambiaron la placa, lo llevaron a otra entidad, le hicieron alguna modificación con lo que es difícil localizarlo.

Es por eso importante conocer la tipología del robo de transporte.

Hay un formato para reportar el robo de un transporte. Recomendable en estos casos, tomar una foto y todos los datos del vehículo antes de salir hacia su destino.

¿Qué debe incluir un plan de protección? Conocer todo a cerca de su transporte y de la ruta que va a transitar. Recomendable contar con un comité de seguridad. Tener control de confianza del chofer, saber dónde vive. Tener coordinación con las autoridades de seguridad federal, estatal y municipal. Directorio de emergencia, para atender robo, accidente o enfermedad.

Adicionalmente utilizar según los niveles de riesgo herramientas adicionales de protección como el rastreo satelital, blindaje automotriz, servicios de escoltas, cerraduras de alta seguridad y otros que actualmente se han diseñado y se utilizan para disuadir y dificultarles sus fechorías a los delincuentes.

Hay que planear siempre cada viaje, para saber a qué se va a enfrentar, tipo de seguridad que va a ocupar, tecnología a requerir. Para poder generar una cadena de seguridad, concluyó.

dhfm


Compartir