¿Cómo ahorrar para el enganche de tu casa?

Cuando quieres comprar una casa lo primero que tienes que pensar es en tener un ahorro previo para el enganche y los gastos iniciales

¿Cómo ahorrar para el enganche de tu casa?
Las sugerencias de la Condusef son que seas organizado y constante Foto: Pixabay

Cuando quieres comprar una casa lo primero que tienes que pensar es en tener un ahorro previo para el enganche y los gastos iniciales.

Expertos inmobiliarios sugieren que, para iniciar con el proceso de contratación de hipoteca, debes tener ahorrado por lo menos el 20 por ciento del valor de la propiedad, aunque lo ideal sería que fuera el 30 por ciento.

¿Cómo empezar?

Tener el enganche de un inmueble implica también que el proceso de valuación y simulación basado en la capacidad hipotecaria y en las necesidades residenciales ya se ha estimado. 

Lo primero es definir cuál es tu ingreso, qué tipo de casa quieres y en dónde, y cuánto puedes destinar al ahorro, así sabrás cuánto tiempo te tomaría juntar para un enganche. 

Asimismo, puedes hacer uso de diferentes instrumentos financieros para este propósito. Algunas instituciones pueden ayudarte con un plan de ahorro a mediano plazo.

Las sugerencias de la Condusef son que seas organizado, constante, pensar antes de hacer cualquier gasto, reducir gastos innecesarios y realizar una lista de lo que necesitas antes de comprar.

Ahorro con aseguradoras

Algunas aseguradoras cuentan con instrumentos mixtos de ahorro. La base es un seguro de vida que es del tamaño de la propiedad que tú deseas, y adicionalmente te da una chequera con garantía de intereses.

Un beneficio adicional es que, al momento de contratar un crédito hipotecario, puedes endosar este seguro de vida y ya no tienes que gastar en otro, además los seguros externos son más baratos que uno bancario.

Otra ventaja es que, comparado con una chequera en el banco, con él, ganas intereses, por lo que tu dinero no se deprecia con el tiempo, además la garantía sobre los intereses que puedes obtener se incluye en el contrato. 
 


Compartir