¿Qué es la Transición Energética y cuáles son los retos para México?

Se ha dicho que la transición energética es inevitable para proteger la vida en el planeta; sin embargo, México aún tiene muchos retos para lograrlo

¿Qué es la Transición Energética y cuáles son los retos para México?
La transición energética busca llegar a energías sustentables y limpias. Foto: Especial

A mediados de 2020, la Organización Metereológica Mundial advirtió que existe un 20% de probabilidad que en uno de los próximos cuatro años excedamos la temperatura de 1.5º C, el umbral que los científicos establecieron para impedir que los impactos del cambio climático sean dramáticamente más severos y difíciles de revertir. Más que nunca es urgente reducir las emisiones de carbono a la mitad en esta década. 

Y precisamente bajo este complejo panorama que afecta nuestro planeta y a todos los seres vivos es que llega la famosa y muy sonada Transición Energética, pero ¿qué es exactamente?

La transición energética es una ruta a través de la cual la humanidad dejará el petróleo como fuente de energía y se pasará a usar electricidad, esto con fuetes renovables para cuidar y perdurar la calidad de vida de los humanos.

Así lo explicó Rosanety Barrios, Analista independiente de energía y consejera fundadora de Voz Experta durante el programa "Tiempo de Negocios"  con Darío Celis a través de El Heraldo Televisión.

Los retos de México

La especialista recordó que el calentamiento global se viene en cantidades inminentes, pues a partir de la revolución industrial ha aumentado 0.8 grados centígrados la temperatura de la tierra.

Esto es alarmante porque ya excedamos la temperatura de 1.5º C  que los científicos establecieron para impedir que estos severos impactos a la vida en la tierra, incluyendo a los humanos.

Recordemos que en México, el gobierno federal ha decidido actuar en sentido contrario de las tendencias globales que trabajan por avanzar en su transición energéticas.

Fue en 2020 que en México se decidió comprar 400 millones de toneladas de carbón para la generación de electricidad y modernizar varias carboeléctricas, en lugar de retirarlas.

En suma, se suspendieron las subastas que permitieron en 5 años un crecimiento exponencial de las energías solar y eólica, alcanzando 7% de la generación eléctrica

fal


Compartir