TARJETAS DE CRÉDITO

¿Y este cargo? Estos son los fraudes con tarjetas de credito y débito más comunes; así puedes evitarlos

Durante el 2020, se registraron 16 mil 36 reclamos por un posible fraude virtual, lo cual significó un incremento del 25 por ciento en comparación al 2019

ECONOMÍA

·
Imagen ilustrativa de cobro con tarjeta. Foto: Pixabay

Los fraudes en tarjetas de débito y crédito son actualmente una práctica cada vez más común y más debido al incrementó las compras en línea durante los últimos casi dos años de pandemia.

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) durante el 2020, se registraron 16 mil 36 reclamos por un posible fraude virtual, lo cual significó un incremento del 25 por ciento en comparación al 2019.

Según la Condusef, las principales razones de los reclamos fueron:

  • Transferencias electrónicas no reconocidas.
  • Compras en línea no reconocidas.
  • Envío o retiro de dinero. 

Cabe señalar que estos casos se incluyen fraudes por llamada, mensaje de texto y correo electrónico. Por tal motivo a continuación te explicamos cómo se cometen los fraudes principales y  cómo protegerte de ellos.

Los fraudes con tarjeta más comunes

La Condusef asegura existen varias formas con la que los delincuentes pueden obtener tu información y cometer con ella algún fraude. Sin embargo uno de los fraudes más común es el conocido como “spoofing”.

Este inicia cuando los delincuentes se hacen pasar por un trabajador de un banco y llaman a su posible víctima para intentar obtener su información bancaria para hacer compras o retirar dinero.

Lo más complicado para lograr ver que se trata de un fraude es que en el identificador de llamadas aparece el número de atención al cliente o el nombre del banco, por otro lado estas personas suelen envíar mensajes de texto para simular supuestos controles de seguridad para ganar la confianza de las y lograr obtener la información que les falta.

Además también existe el “skimming”, que es el robo de datos en cajeros o en establecimientos que facilitan la clonación de tarjetas.

También existen otras modalidades a través de llamadas (vishing), mensajes de texto (smishing) y  páginas falsas de los bancos (phishing) en las que los delincuentes buscan que ingreses tus datos para poder robarlos.

¿Cómo puedo protegerme de un fraude?

Un dato muy importante es que debes saber que ningún banco te llamará para darte una alerta de un cargo extraño ni tampoco te pedirá contraseñas, por lo que es esencial que al una llamada de este tipo debas colgar inmediatamente.

Por otro lado, al acudir a un cajero automático, no deberás permitir permitas que personas extrañas te ayuden con tu operaciones, además tapa el teclado al ingresar tu NIP y este jamas lo compartas con nadie y cámbielo de manera frecuentemente, por otro lado si el cajero se “traga” tu tarjeta, debes reportarla de manera inmediata.

Al pagar con tu tarjeta, jamás la pierdas de vista y además nunca olvides guardar tus comprobantes durante un tiempo para poderlos usar en cualquier reclamación. Otras de las más importantes recomendaciones es que al comprar por internet y no ser víctima de fraudes es tener un antivirus y nunca usar redes públicas de internet.

Es muy importante tener activas las notificaciones de la app de tu banco en busca de estar al pendiente de todos los cargos. Además lo mejor en las compras en línea es usar tarjetas virtuales o billeteras digitales como PayPal, Mercado Pago o Apple Pay, pues estas opciones protegen tus datos en todo momento.

Y finalmente siempre comprueba que el sitio web en el que vas a comprar se encuentre verificado, para esto debes ver si el portal inicia con “https://www…”.

SIGUE LEYENDO...

SAT te premiará por usar tu tarjeta de crédito en el Buen Fin; así obtendrás el beneficio

Depósitos a tarjetas de crédito: esto debes saber para evitar problemas con el SAT