Haz tu denuncia aquí

Banqueros no tienen claro impacto de reestructuración de préstamos en Buró de Crédito

La ABM espera que un número menor de sus clientes busque modificar su esquema de pagos en las siguientes semanas

ECONOMÍA

·

La banca aún no tiene claridad completa de cómo va a funcionar la marca “suave” en el Buró de Crédito para los clientes que se acerquen a reestructurar sus deudas, comentó Julio Carranza, vicepresidente de la Asociación de Bancos de México (ABM).

De acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), la reestructuración de créditos se va a reflejar de tres maneras en las Sociedades de Información Crediticia (SIC), como el Buró de Crédito y el Círculo de Crédito.

Los préstamos vigentes y que estén al corriente no van a tener ningún impacto. Los que estén en las mismas condiciones, pero con retrasos en pagos van a tener una marca “suave”. Los que ya están en cartera vencida sí van a tener la anotación tradicional de impago hasta que no se demuestre intención de cumplimiento.

Falta más análisis para este mecanismo

En videoconferencia, Carranza señaló que aún estudian este proceso, porque “no está totalmente claro cómo debe de ser la marca ‘suave’ en el Buró de Crédito para un cliente que tiene ya un financiamiento”.

“Por ejemplo, un cliente que tiene un crédito con una institución y ésta se adhiere a los programas, a los nuevos oficios, y le pone una marca ‘suave’ a su cliente y lo reestructura, pero resulta que este cliente tiene otros créditos con otras instituciones bancarias y esas no se adhieren al programa; entonces, tenemos que resolver este tipo de dudas para que quede muy claro en qué condiciones la marca ‘suave’ nos va a permitir a los bancos tener muy claro lo que está pasando con las carteras en general y con los clientes”.

[nota_relacionada id=1263884]

Esperan pocas reestructuras

[caption id="attachment_1206228" align="aligncenter" width="1200"] Luis Niño de Rivera, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM). Foto: Cuartoscuro.[/caption]

Al respecto, Luis Niño de Rivera, presidente de la ABM, estimó que el número de reestructuras que se va a solicitar va a ser una parte menor de los clientes que tienen, porque existe intención de pago.

Recordó que 78 por ciento de los usuarios continuó pagando sus créditos de forma normal durante la pandemia y 22 por ciento entró al programa de diferimientos de mensualidades, de los cuales una buena parte ya retomó su calendario de pagos.

“Estimamos que los casos de reestructuras no sean la mayoría, sino al contrario, una fracción pequeña de todos los clientes que tenemos y que tuvimos dentro y fuera de los diferimientos”.

Eduardo Osuna, vicepresidente de la ABM, señaló que el plan de apoyo que presentó la Secretaría de Hacienda la semana pasada es adicional a lo que muchos bancos ya venían haciendo, porque, acotó, varias instituciones ya se acercaron a sus clientes para ver de qué forma los pueden apoyar.

Las reestructuras propuestas consideran bajas en tasas de interés, quitas, consolidación de créditos (con excepción del hipotecario) y periodos de pago de hasta 60 meses, entre otras cosas.

Al respecto, Carlos Rojo, presidente ejecutivo de la ABM, comentó que las quitas no son un objetivo como tal, debido al impacto que puede tener para el historial crediticio del cliente y el balance de los bancos, pero señaló que si son una opción que siempre ha estado en el sistema financiero.

[nota_relacionada id= 1263220]

Niño de Rivera reiteró que el plan de apoyo que presentó el gobierno es opcional y que dependerá de cada banco sumarse a él.

Recomendó a los usuarios a acercarse a su banco para tener una solución específica a su problema.

Por: Fernando Franco

dhfm