¿Piensas divorciarte? Antes de hacerlo ve TODO lo que implica sobre sus finanzas

Este procedimiento es duro por sí solo como para hacerlo más pesado con desconocimiento o inmadurez

¿Piensas divorciarte? Antes de hacerlo ve TODO lo que implica sobre sus finanzas
Casarse por separación de bienes s lo más recomendado ante cualquier eventualidad. Foto: Especial

Muchas veces, cuando las parejas llegan al altar, planean todo y dejan para el último las finanzas personales. Sin embargo, es uno de los temas que mayor relevancia tiene, pues muchas rupturas se han generado debido a esto.

En caso de que el divorcio sea el procedimiento le pondrá paz a su relación, deben considerarse los siguientes puntos con la finalidad de evitar disgustos y problemas a futuro.

¿Realmente es necesario el divorcio?

Muchas veces este trámite se da de manera arrebatada y sin pensar en todas las consecuencias que puede generar. En este caso, es conveniente que, las personas que conocen a su pareja, trabajen en los puntos flacos y que inviertan en su relación

No mezclar emociones con el dinero

Está bien que si la pareja tomo la decisión de culminar su relación, lo haga, pero deben de hacer un esfuerzo para que sea un proceso rápido y de la manera más civilizada posible. De lo contrario, si uno de los dos se aferra y decide hacer pleito, todo el dinero terminará en los bolsillos de los abogados.

"Nos casamos, definamos régimen"

En las leyes mexicanas existen dos regímenes matrimoniales: Por bienes mancomunados o por separación de bienes. El primero define que todo aquello que la pareja compre durante el periodo que duró el matrimonio es de los dos, al igual que las deudas que se lleguen a adquirir.

Por separación de bienes, resulta ser el más adecuado ante una eventualidad con esta. Aunque deja completamente de lado el sentimentalismo, al final resulta mejor sistema ya que las cosas son de quien las adquirió.

Análisis de gastos ante el divorcio

Haya o no problemas, un buen ejercicio es realizar un análisis sobre todos los gastos que implica someterse a un divorcio. Esto con la finalidad de llegar a los mejores términos con la pareja y, al igual que en los puntos anteriores, ahorrarse dolores de cabeza.

Ahora ya lo sabes, antes de aventar la cacerola o hacer berrinche y tomar la decisión de divorciarte, realiza un análisis y, en caso de que no haya forma de salvar la relación, puedas llegar a los mejores términos. 

Con información de Sección Tips


Compartir