¿Qué podemos esperar de la despenalización del cannabis en México?

Logro después de que en 2018 la SCJN reiteró por quinta ocasión, la inconstitucionalidad de la prohibición de consumo recreativo

¿Qué podemos esperar de la despenalización del cannabis en México?
México se uniría a Uruguay y a Canadá, como los únicos países del continente americano en legalizar el consumo con fines recreativos. Foto: Archivo/ CUARTOSCURO

El pasado 19 de noviembre, el Senado de la República aprobó la Ley Federal para la Regulación del Cannabis, esto se logró después de que en 2018 la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) reiterara por quinta ocasión, la inconstitucionalidad de la prohibición absoluta de su consumo recreativo.

Aún falta que la Cámara de Diputados apruebe la nueva legislación antes del 15 de diciembre, pero de aprobarse, México se uniría a Uruguay y a Canadá, como los únicos países del continente americano donde es legal su consumo con fines recreativos.

En Estados Unidos la legislación federal aún mantiene la prohibición, sin embargo, en las elecciones del pasado 3 de noviembre cinco estados votaron a favor de su legalización, por lo que ahora en 30 entidades se puede comprar en su forma medicinal y en 15 es legal para su consumo recreativo.

Adicionalmente, la postura respecto de las drogas a nivel mundial ha ido cambiando poco a poco, pasando de la criminalización del consumo a un enfoque de salud y del derecho al libre desarrollo de la personalidad.

Esto se debe a que la prohibición no ha resuelto los problemas de la adicción y solo ha dejado una gran cantidad de muertes por las disputas entre narcomenudistas

Lo aprobado por el Senado estipula que las personas mayores de 18 años podrán cultivar, portar y consumir mariguana y permite 28 gramos de posesión, así como tener 6 plantas para consumo personal en el domicilio.

Además, señala que las personas mayores de edad podrán consumir cannabis siempre que no se realice frente a alguna persona menor de edad o que no haya otorgado su consentimiento previo, por lo que contempla castigos en caso de que se infrinjan las restricciones, como lo son las cantidades de portación y cultivo, al igual que los espacios de consumo.

De este modo, la sustancia sólo se podrá vender en los centros autorizados por la autoridad sanitaria, los cuales deberán pagar los impuestos correspondientes. 

En el estado de Colorado, en Estados Unidos, de acuerdo con el departamento estatal de impuestos, se recaudan más de 200 millones de dólares al año por la venta de mariguana recreativa (sólo en ese estado), por lo que los ingresos que se pueden obtener en el país pueden ser mayores.

Las firmas Arcview Market Research y BDS Analytics estiman que para 2025 el cannabis generará un millón de empleos y se recaudarán 106 billones de dólares en impuestos en Estados Unidos, siendo California el estado referente, ya que sus ventas pasaron de 2,500 a 3,100 millones de dólares a partir de su legalización.

En México, las 5 entidades que registran un mayor número de erradicación de plantíos de mariguana son Sinaloa, Chihuahua, Durango, Oaxaca y Jalisco, consecuentemente, son las entidades que, en primera instancia, tienen potencial para convertirse en los referentes de la nueva industria. 

Sin duda, hay cierto temor en la sociedad de que la legalización incremente el consumo, especialmente en los jóvenes; sin embargo, la evidencia muestra que, en los lugares donde se ha legalizado, esto no es lo que ocurre.

Aunque en 2014, Colorado fue el primer estado de la Unión Americana que reguló la venta legal de mariguana con fines recreativos, los datos muestran que el consumo en los jóvenes no ha cambiado significativamente, ya que en 2009 fue del 25%, mientras que en 2019 fue del 20.6%.

En México, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco (2016-2017), 8.6% de las personas de entre 12 y 65 años reportan haberla consumido; y las entidades federativas donde más se ha probado el cannabis son Quintana Roo (13.8%), Baja California (12.8%), Jalisco (12.2%), Nayarit (10.9%), Colima (10.8%) y Querétaro (10.3%).

A pesar de lo anterior, no todas las entidades donde se reporta el mayor consumo coinciden con las que presentan un mayor número de detenciones por posesión para consumo personal. Baja California es el primer lugar, seguida de Chihuahua, Guanajuato, Estado de México y Jalisco.

De esta forma, la reforma contempla la liberación de las personas que han sido detenidas por poseer menos de 28 gramos de marihuana, por lo que se estima que se liberarían a 4,475 personas, debido a que de acuerdo con datos de la Procuraduría General de la República (PGR) -ahora Fiscalía General de la República (FGR)- apuntan que, 4 de cada 10 detenidos por el delito de posesión de drogas, llevaba consigo sustancias ilícitas con un valor menor a 500 pesos y, de ellas, el 63% portaba mariguana. 

Por último, no deja de haber críticas respecto a lo que se aprobó, siendo las principales la sobrerregulación y el hecho de mantener la criminalización hacia los usuarios.

Sin embargo, a pesar de que la legislación está lejos de ser perfecta, representa un avance importante para el país. Hay que dar seguimiento a lo que sucede en la Cámara de Diputados para continuar con el análisis.

Por ARTURO ÁVILA ANAYA
Presidente IBN/B Analitycs y experto en Seguridad Nacional por Harvard (NIS)


Compartir