México debe desarrollar sistema impositivo robusto y cambiar estrategia energética: Joseph Stiglitz

Ante la crisis económica, el experto aseguró que se deben llevar a cabo políticas públicas que permitan controlar la pandemia

México debe desarrollar sistema impositivo robusto y cambiar estrategia energética: Joseph Stiglitz

México debe desarrollar un sistema impositivo robusto y cambiar su estrategia energética basada en combustibles fósiles, para converger hacia las nuevas tendencias mundiales, recomendó Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía 2021.

Durante su participación en la convención anual del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), el economista comentó que los modelos basados en manufacturas y explotación de recursos naturales están llegando a su fin.

“Los países como México tienen que darse cuenta de lo importante que son estos cambios, porque algunos de los modelos que fueron positivos en el pasado, pueden no llevar a un éxito sostenido en el futuro”.

Stiglitz comentó que el mundo se está moviendo, rápidamente, lejos del carbono, una de las materias primas más importantes para México y su economía, mientras que en algunas décadas, dijo, el petróleo no va a valer nada.

Por ello, “México tiene que desarrollar un sistema impositivo robusto, (porque) este ingreso de los combustibles fósiles va a desaparecer, y no puede tener una sociedad exitosa con el pequeño recurso que obtiene de impuestos. Su economía va a tener que cambiar esto”, señaló.

El Premio Nobel de Economía también exhortó al gobierno a no depender tanto de Estados Unidos y apostar, mejor, por diversificar el mercado.

Señaló que hay un riesgo significativo de una nueva guerra fría entre China y Estados Unidos o entre China y el mundo occidental que defiende los derechos humanos, en el cual México puede salir beneficiado, por su cercanía con EU y su mano de obra barata.

Pandemia

Sobre el Covid-19, comentó que el mundo vive la mayor crisis económica y de salud en casi 100 años, por lo cual se deben poner en marcha políticas públicas y macroeconómicas flexibles que tengan como objetivo enfrentar la pandemia y ayudar a familias y empresas a salir de ella.

“Actuar de manera temprana y con fuerza en esta crisis es relevante. Las políticas macroeconómicas tienen que ser capaces de evolucionar conforme avanza la enfermedad. Tienen que ser suficientemente grandes, flexibles, acertadas en tiempo y oportunas”, señaló el economista.

Durante su discurso agregó que los efectos negativos macro y microeconómicos no se van a acotar mientras no se controle la pandemia.

En ese sentido, destacó que mientras México ha usado recursos por 1.6 por ciento del PIB para impulsar a la economía en la pandemia, Estados Unidos, entre 15 y 20 por ciento del PIB, con más de tres billones de dólares, aunque reconoció que las capacidades económicas de cada nación son diferentes.

Sin embargo, señaló que “la magnitud de la respuesta de Estados Unidos fue como una bazuca, una manguera abierta, desbordada, no hubo visión, no había sentido hacia dónde queríamos ir”.

Por: Fernando Franco


Compartir