Ajuste fiscal futuro

Recursos contemplados en la LIF 2020 no van a estar hacia adelante

Ajuste fiscal futuro
CONGRESO. Los diputados avalaron la Ley de Ingresos, pero con recursos no recurrentes. Foto: Cuartoscuro

Es delicado que el gobierno federal apueste por ingresos no recurrentes para solventar el gasto, porque hacia adelante va a tener que hacer un ajuste fiscal, aseguró Alexis Milo Caraza, economista en jefe de HSBC.

“Una parte de los recursos contemplados en la Ley de Ingresos son no recurrentes, los que vienen de fideicomisos o fondos… son recursos que no van a estar más adelante”, dijo.

En entrevista con El Heraldo de México, afirmó que el gobierno va a necesitar una Reforma Fiscal para aumentar los ingresos, pero ésta debe promover la inversión.

Milo Caraza detalló que para que aumente el crédito en México, se necesitan condiciones que brinden certidumbre jurídica y haya certeza política y económica a los participantes.

La semana pasada, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, criticó a la banca por no impulsar la economía a través del crédito.

El economista en jefe de HSBC reconoció que el financiamiento bancario como porcentaje del PIB es bajo en México.

“Pero se requieren condiciones de certidumbre jurídica y económica para que aumentara el crédito”, sostuvo.

Agregó que para que los bancos aumenten los préstamos, tiene que elevarse la oferta, en donde las empresas tengan proyectos interesantes y viables para ejecutarse con certidumbre.

DOS PREOCUPACIONES

En la plática, Milo Caraza aseguró que la economía mexicana se recupera, pero a un ritmo menor a lo esperado.

Añadió que hay dos factores que se tienen que tomar hacia adelante: Cómo va a ser la recuperación del empleo y de qué tamaño va a ser la cartera vencida en México, la cual podría conocerse en diciembre.

Agregó que el rebote económico es menor a lo esperado, por lo cual, para 2021, han ajustado la proyección de crecimiento de 4.5 por ciento a 3 por ciento; en 2020 esperan una caída de 9 por ciento.

Sostuvo que Pemex es un riesgo, pero en el conjunto, las finanzas públicas no se ven deterioradas y esperan que la deuda cierre en 55 por ciento del PIB.

 

Por José Manuel Arteaga


Compartir