Haz tu denuncia aquí

En 2022, Pemex será palanca de desarrollo

Los ejes son: una menor carga fiscal, el combate al robo de los combustibles y las obras de administración

ECONOMÍA

·
La reducción de cargas fiscales (menos impuestos), obras por administración (mantenimiento en las refinerías) y combate al robo de combustible son los ejes del Plan Nacional de Refinación para que Petróleos Mexicanos (Pemex) tenga más recursos para fortalecer actividades productivas, y lograr autosuficiencia en elaboración de gasolinas y reducir importaciones. En la refinería Antonio Manuel Amor Ríos, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que la estrategia es apoyar el rescate y consolidación de Pemex, y después será el turno de que la empresa productiva del estado se convierta en la “palanca” del desarrollo. “Vamos a buscar ser autosuficientes en producción de gasolinas. Cuando tengamos ya una empresa fortalecida, que ese es el propósito, lograrlo en tres años, ya Pemex va a tener ingresos suficientes para ayudarnos”, explicó. Detalló que “hasta 2021 estaremos apoyando, respaldando, fortaleciendo a Pemex. Una vez que se consolide, en 22, 23 y 24, Pemex empieza a apoyar y se convierte en palanca del desarrollo nacional”. También anunció que los recursos para la exploración, perforación y refinación saldrán de la propia empresa, y que está por firmar el decreto para liberarla de carga fiscal y que esos impuestos que se transferían se utilizarán en el rescate de las seis refinerías y la construcción de Dos Bocas. “Vamos a quitar a Pemex la carga fiscal, le vamos a reducir sus impuestos, porque Hacienda, con todo respeto, se dedicaba a exprimir a Pemex. Entonces, ahora le vamos a dejar los recursos”, reveló. Expuso que el capital por el combate al robo de combustible se empleará en la recuperación de las refinerías, “se robaban 80 mil barriles diarios y ya bajamos a cuatro mil barriles diarios, 95 por ciento, por eso, el ahorro es de 50 mil millones de pesos”. EXPANSIÓN ECONÓMICA En Jilotepec, Estado de México, el Presidente aseguró que en su administración se va a crecer a 4 por ciento y que “a las pruebas me remito”, a pesar de los pronósticos de las calificadoras de que la economía mexicana tendrá un bajo crecimiento. En la entrega de apoyos de los Programas Integrales para el Bienestar, recordó que en el sexenio del presidente Adolfo López Mateos la economía creció 6 por ciento anual, y que en el “periodo neoliberal” se creció 2 por ciento. Por Paris Salazar