Haz tu denuncia aquí

Violencia aleja inversión en las minas

más de 200 compañías mineras dejaron de invertir por la inseguridad en el país

ECONOMÍA

·

La Cámara Minera de México (Camimex) indicó que hay más de 200 empresas canadienses que han dejado de invertir en exploración por la violencia y la inseguridad, además de la falta de certeza jurídica y los costos de operación.

El organismo empresarial del sector informó que hay una contracción de 38 por ciento en las inversiones por inseguridad en estados mineros como Michoacán, Guerrero, Sonora y Chihuahua.

México fue ubicado como el quinto país más inseguro en el mundo para la industria minera, de acuerdo con el reporte anual del Instituto Fraser.

Francisco Quiroga Fernández, subsecretario de Minería, reconoció el 14 de mayo durante un evento público, que "la inseguridad es el principal costo para la industria de la minería y también el principal factor de incertidumbre", ya que las mineras que operan en el país son víctimas de extorsión y robo.

[caption id="attachment_742241" align="aligncenter" width="1185"] Gráfico: Arturo Ramírez.[/caption]

De acuerdo con datos de la Secretaría de Economía (SE), en 2018 México recibió 596 millones de dólares para la exploración y extracción minera, lejos de los mil 92 que captó en 2011.

Carlos García, analista de la industria minera para Signum Research, comentó que la inseguridad es uno de los grandes retos que tiene el sector, porque la caída en la inversión se refleja en menor producción, además que incrementa los costos para esta actividad.

El año pasado la minera canadiense Pan American Silver Corp. anunció la reducción de sus operaciones en la mina de Dolores, Chihuahua, como consecuencia de la inseguridad en el país.

“La violencia es uno de los principales retos que es urgente resolver, pero dado que es un problema estructural, es complicado un cambio en la tendencia de forma rápida”, señaló José Luis de la Cruz, presidente de la Comisión de Estudios Económicos de la Concamin.

Frente a este panorama indicó que las tendencias del mal desempeño del sector se van a mantener esencialmente por la incertidumbre que se ha generado en la industria y al cierre del año se seguirán viendo números débiles que continuarán rumbo a 2020.

En los últimos seis años la inversión minero-metalúrgica cayó 39.12 por ciento, al pasar de ocho mil 43 millones de dólares en 2012 a cuatro mil 897 millones en 2018.

Actualmente los empresarios mineros, agrupados en la Camimex, están peleando la deducción de 100 por ciento de los gastos de exploración, pues después de 2013, cuando se eliminó la deducción del total de esos gastos, aseguran que también inhibió la inversión.

Por Laura Quintero


lctl