Seguridad y calidad certificada

El adecuado manejo de las materias primas da sanidad e inocuidad a los alimentos

ECONOMÍA

·
Las certificaciones son una guía de garantía para las empresas, toda vez que el producto o servicio que ofrecen cumple cabalmente con las especificaciones de calidad. De hecho, las garantías del proceso inician con la adecuada manipulación de las materias primas, evaluación de riesgo para que la operación de la empresa no se detenga, cuidado del personal, incluso el cuidado del medio ambiente. En el sector de alimentos asegurar la sanidad e inocuidad son fundamentales para que el consumo de los alimentos no provoque problemas de salud en las personas. El sello TIF, Tipo Inspección Federal, otorgado por la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), es una de las certificaciones que se otorga a las empresas que cumplen con todas las exigencias del gobierno mexicano, particularmente en la higiene de los productos cárnicos. Serel, empresa de Corporativo Kosmos, tiene dicha certificación, incluso cuenta con el sistema de Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (HACCP, por sus siglas en inglés), en materia de inocuidad de los alimentos, lo que permite evaluar los posibles riesgos en los procesos para prevenirlos.  
“Los atributos de productos Serel se refieren a un esfuerzo global, toda vez que la empresa cuenta con la Certificación Integral, la cual garantiza que todo el personal de la organización colabore con la seguridad y salud de los trabajadores, la inocuidad de los alimentos que se elaboran, el cuidado del medio ambiente, la continuidad del negocio mediante el análisis de riesgos y amenazas a los que está expuesto”, expresó la compañía.
  Por Ender Marcano  jrr