Haz tu denuncia aquí

Queda petróleo para 8.5 años

ECONOMÍA

·
Las reservas totales de crudo en el país, que integran los recursos probados, probables y posibles (3P), cayeron 43 por ciento, en este sexenio, mientras que la producción de crudo tuvo una reducción de 17.5 por ciento, de acuerdo con datos del sexto Informe de Gobierno. De hecho, México cuenta con reservas petroleras probadas (1P) para los próximos 8.5 años y han ido disminuyendo, debido a una menor inversión en exploración, por lo que de seguir con esta tendencia nuestro país llegaría a un punto de no retorno, aseguran analistas con base en los datos de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH). La información establece que al primero de enero de este año, nuestro país contaba con un total de 8.4 mil millones de barriles de petróleo crudo equivalente de reservas probadas, las cuales han acumulado una caída de 39 por ciento, desde 13.8 mil millones de barriles que se reportaron en 2012. “Las 1P son las más importantes porque son las que están disponibles de manera inmediata y son las que se pueden extraer con la infraestructura que se tiene actualmente”, expuso a El Heraldo de México Arturo Carranza, especialista en energía del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP).   RECORTE AL GASTO La caída en las reservas probadas se debe a una menor inversión en actividades de exploración. De hecho, entre 2013 y 2017 Pemex redujo en 44 por ciento su Presupuesto en Exploración y Producción pasando de 287.8 mil millones de pesos (mmdp) a 162.6 mmdp, como resultado del recorte en el gasto público anunciado en esta administración, debido a la caída en los precios del crudo. De seguir con esa tendencia, nuestro país podría llegar a un punto irreversible en el que no tenga suficientes reservas probadas: “Va a llegar un momento en que nos vamos a quedar sin reservas aunque el recurso siga en el subsuelo. El riesgo es real de que en un horizonte de mediano plazo nos quedemos sin petróleo”, agregó Carranza. “Es necesario aumentar las inversiones en exploración cuanto antes para detener la caída en las reservas probadas”, opinó Ramsés Pech, experto de la consultoría Caraiva y Asociados. Para el experto la reducción en el presupuesto de Pemex se vio reflejada en las actividades de perforación de pozos. En 2013 se perforaron 40 pozos para actividades de exploración, pero al cierre de 2017 se registraron 24 pozos perforados, una caída acumulada de 40 por ciento. A julio de este año se contabilizaron 9 pozos en perforación para actividades de exploración. “El peor error de este sexenio fue haberle recortado el Presupuesto a Pemex en 100 mil millones de pesos. Fue una reducción muy abrupta sin haber hecho una planeación de lo que podría pasar a futuro ”, dijo Pech. BALANCE SEXENAL En cuanto al balance en este sexenio, la información del Sexto Informe de Gobierno refiere que el saldo es negativo, respecto a los resultados de la administración anterior. Con Peña Nieto la caída de las reservas 3P fue de 43 por ciento, mientras que en el gobierno de Felipe Calderón el retroceso de tan sólo 2 por ciento. El riesgo de una disminución de reservas consiste en que puede impactar la producción de crudo y al mismo tiempo los ingresos del país: “Si tienes menos reservas vas a tener que reducir el ritmo de producción. Los ingresos públicos dependen en 15 por ciento de los ingresos petroleros y a menores reservas, menos posibilidad de producción y contención de los ingresos”, agregó Carranza. Por Adrián Arias