Haz tu denuncia aquí

Persisten retos en la bancarización de México: ABM

ECONOMÍA

·
Si bien la bancarización en el país aumentó durante la actual administración, aún no logra alcanzar su objetivo trazado para el cierre de este año. De acuerdo con la Asociación de Bancos de México (ABM), de 2012 al primer semestre de este año, la cartera de crédito vigente de la banca en México aumentó 81 por ciento. Lo anterior “es reflejo de una actividad vigorosa del sector, pero también de las condiciones que propició la reforma financiera”, aseguró el líder de los banqueros, Marcos Martínez Gavica. Al hacer un recuento de los efectos de la reforma financiera, en el marco del VI Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, recordó que “la bancarización en el país, medida a través del crédito interno otorgado al sector privado como porcentaje del PIB (Producto Interno Bruto), pasó de 26 por ciento en 2012 hasta 35.6 por ciento al cierre de 2017, de acuerdo con cifras del Banco Mundial”. El objetivo para el cierre del actual sexenio es 40 por ciento.
“En apenas cinco años, la importancia de la banca apoyando a las familias y a las empresas mexicanas en la construcción de su patrimonio, la preservación de sus ahorros y el impulso a su expansión y modernización, creció diez puntos del PIB” apuntó el también presidente de Grupo Santander, quien reconoció que existen retos por atender.
El Presidente de la ABM refirió que en el mismo periodo, el financiamiento destinado a las personas y a las familias creció 69 por ciento. Se destaca el incremento de 73 por ciento en el financiamiento para vivienda y 66 por ciento en el crédito al consumo. Por otro lado, el crédito otorgado a las empresas aumentó 101 por ciento, es decir, se duplicó; en tanto, el crédito otorgado a las micro, pequeñas y medianas empresas se expandió 58 por ciento, lo que impulsa al desarrollo económico y al empleo.
“Durante el sexenio del Presidente Peña Nieto la banca ha mantenido un ciclo expansivo del crédito, en gran medida soportado por la solidez en los fundamentales económicos, las reformas estructurales, en particular la financiera, que impulsó la competencia entre las instituciones bancarias, en beneficio de los clientes y el sistema mismo” externó Martínez Gavica.
Por Redacción Heraldo de México