TV abierta deberá incluir lenguaje de señas y subtítulos en 2 meses: IFT

TV abierta deberá incluir lenguaje de señas y subtítulos en 2 meses: IFT
En los próximos dos meses los canales de televisión abierta con presencia nacional deberán incluir lenguaje de señas o subtítulos ocultos dentro de su programación, en beneficio de las personas con discapacidad auditiva, informó el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).   La obligación de incluir estos servicios aplicará a las televisoras que tengan presencial en más del 50 por ciento del territorio nacional, eso incluye a las empresas comerciales como Televisa y TV Azteca y a las televisoras públicas como el Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano (SPR) o Canal 22, entre otros.   El leguaje de señas y los subtítulos ocultos deberán estar disponibles desde las 6:00 hasta las 24:00 horas del día, pero no serán aplicables durante los espacios publicitarios.   Los subtítulos ocultos son una opción que se puede activar en las televisiones digitales y que describen los sonidos de la programación, como el encendido de un auto, las risas, armas disparando, pasos de una persona, etcétera.   El subtitulaje oculto deberá cumplir con una serie de características como: Coincidir con las palabras habladas, en el mismo orden de éstas, sin sustituciones ni parafraseo, salvo cuando sea necesario, en cuyo caso deberá transmitir fielmente el sentido de lo hablado.   Describir elementos no narrativos relevantes tales como la manera y el tono de las voces, así como información no narrativa y contextual del programa; mantener sincronía con las voces habladas atendiendo a las características de las voces.   Ubicarse en la parte inferior de la pantalla sin obstruir la cara y la boca de las personas que aparecen en la misma, así como otros elementos visuales o información que resulten importantes; y distinguir a los hablantes cuando haya más de uno en pantalla.   A su vez, el servicio de interpretación en Lengua de Señas Mexicana deberá, entre otros parámetros, ser sincronizado con las voces, dentro de las posibilidades materiales, a fin de que el mensaje sea comprensible y apegado en su sentido al hablado. Por Adrián Arias

Compartir