Haz tu denuncia aquí

Embraer, de los que más vuelan

el modelo de avión del accidente en durango, de los más usados por aerolíneas

ECONOMÍA

·
Los aviones modelo Embraer 190, como el que se accidentó la semana pasada en Durango, son de los que más utilizan en México. Según los datos de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), estas aeronaves se usan unas 170 veces al mes en operaciones nacionales, sobre todo de Aeroméxico. El Embraer 190 sólo está por debajo de los ATR de manufactura francesa y que opera Aeromar con 187 vuelos cada mes. En la lista continúan el Embraer 145 con un total de 168 vuelos, operado por Aeroméxico Connect, Aero Calafia y TAR; posteriormente, está el Airbus 321 propiedad de Interjet, Volaris, y VivaAerobus, con 149 operaciones mensuales. Luego se ubican los Airbus 320 que operan Interjet, Volaris, y VivaAerobus con 138 operaciones al mes; los Boeing 737 de Aeroméxico con 115 operaciones cada aparato y finalmente el SuperJet Sukhoi de Interjet con 114 vuelos al mes en promedio. Según expertos, el Embraer 190 es un avión de uso frecuente por su capacidad en el número de pasajeros en rutas cortas, que le permite hacer más viajes. “Los Embraer 190 son grandes equipos y muy rentables. Están diseñados para no estar parados”, señaló Bernardo Moreno, propietario de la aerolínea Redwings. El equipo siniestrado el pasado 31 de julio de 2018 era un Embraer 190 con una edad de 10 años y capacidad de transportar a 100 pasajeros. Andrés Conesa, director general de Grupo Aeroméxico explicó el día del accidente que el equipo contaba con todos los estándares de seguridad que se establecen a nivel nacional e internacional. “Al igual que todos nuestros equipos está perfectamente mantenido, su último servicio mayor se hizo en febrero de este año, está cumpliendo con 100 por ciento de los estándares de seguridad”. Humberto Treviño, quien fue subsecretario de transporte de la SCT, explicó que el mantenimiento de todos los aviones se realiza de acuerdo con varios factores, dos muy importantes: las horas vuelo y el número de operaciones. Por Everardo Martínez