Haz tu denuncia aquí

Banxico ve riesgos en sistema de pagos

destacó el hackeo que sufrió la banca hace unas semanas

ECONOMÍA

·
El Banco de México (Banxico) reportó al Senado de la República que existen indicios de que el nivel de cumplimiento de los estándares que exige el SPEI en materia de seguridad cibernética es heterogéneo entre las instituciones financieras y, en algunos casos, deficiente. En un documento dirigido a la Comisión Permanente del Senado, luego del hackeo a la banca, refirió que las reglas del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) se publicaron el 4 de julio de 2017, y destacó que las obligaciones particulares de gestión de riesgo operacional entraron en vigor el 31 de enero de 2018. Según la reglamentación, las instituciones debían entregar el primero de los reportes el 28 de febrero. Pero, de los 100 participantes del sistema, 47 presentaron su reporte en tiempo, y 50 solicitaron una prórroga para su envío con límite el 18 de mayo. Para verificar el cumplimiento de las reglas del SPEI, Banxico realizará visitas ordinarias y extraordinarias.
  “Con el fin de atender la contingencia de los ataques informáticos a los participantes, se dio inicio a visitas extraordinarias para obtener la evidencia de los probables incumplimientos a la norma”, informó Banxico.
  Con las investigaciones hechas hasta el momento, “se tienen indicios que pueden llevar a presumir que existe un nivel de cumplimiento heterogéneo y, en algunos casos, deficiente en los requerimientos de seguridad informática y continuidad operativa”, concluyó.   ¿Y EL DINERO? Banxico recordó que se registraron cinco ataques cibernéticos a igual número de instituciones: el 17 de abril fue el primero, dos más el 24, otro el 26 del mismo mes y el último el 8 de mayo. El banco central no detalla nombres, pero hoy se sabe que fueron Banorte (el único en reconocerlo), Banjercito, Inbursa, casa de bolsa Kuspit y la caja de ahorro Las Huastecas, las cuales sufrieron un impacto de 300 millones de pesos, según cifras preliminares. En seguimiento al caso, la autoridad monetaria solicitó a las cinco entidades financieras que entregaran información respecto de las operaciones no reconocidas. “Conforme a dicha información, estas operaciones no reconocidas se enviaron a 836 diferentes cuentas en 10 instituciones de crédito. Las cuales se abrieron en 97 plazas de la República, y 80 por ciento del monto total de las transferencias no reconocidas se envió a 23 plazas”, detalló. Por Fernando Franco