Haz tu denuncia aquí

Aranceles y dólar impactarán obra pública

ECONOMÍA

·
MÉRIDA. El secretario de Comunicaciones y Transportaciones, Gerardo Ruiz Esparza reconoció que la variación del tipo de cambio del dólar frente al peso, y el cobro de aranceles a productos como el acero, impactarán la obra pública, pero es complicado pronosticar con certeza el grado de afectación. “El hecho de que haya aranceles al acero y el aluminio nos impacta, porque las exportamos de México a Estados Unidos  y habrá que pagar más, además de que hay otros productos que regresan al país. Es algo muy complejo que se tiene que analizar y esperar cómo se dan las condiciones”, comentó al ser entrevistado en Mérida durante el recorrido de supervisión de la remodelación de un distribuidor en el periférico. La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción ha señalo que los materiales para la construcción y la maquinaria también ha resultado más cara en su contratación, por lo que los precios se han trasladado a sus clientes, en este caso el gobierno federal que contrata empresas para, por ejemplo, el mantenimiento anual de las carreteras, la construcción de nuevas vialidades, la expansión de puertos y aeropuertos. Algunos ejemplos son el tren eléctrico de Guadalajara que aumentó su costo 47 por ciento a más de 25 mil millones de pesos, 15 por ciento el México Toluca a 52 mil millones de pesos, el Túnel Emisor Oriente que duplicó su inversión a 23 mil millones de pesos. Incluso, el presidente honorario de ICA, Bernado Quintana, dijo que el impacto afectará los contratos del Nuevo Aeropuerto Internacional de México. En el caso de las carreteras, explicaron los especialistas, este efecto se ha visto en que con el mismo dinero se puede realizar menos trabajo de conservación, y como también se han reducido los recursos para eso, la calidad de las carreteras federales se ha degradado a sus peores niveles en una década. Insiste en dejar trenes Ruiz Esparza también declaró que el próximo gobierno federal debería retomar el proyecto del Tren Transpeninsular –que se canceló en 2015 por falta de recursos-, pues considero que es un proyecto necesario para esa zona del país. Indicó que incluso los gobiernos de Yucatán y Quintana Roo, junto con la presidencia, continúan con las gestiones para que se contemple más adelante. “Se le debe dar continuidad en el futuro, porque es algo necesario”, recalcó el funcionario. A pregunta expresa, el secretario declaró que el próximo gobierno “no debe olvidarse” del Tren Transpeninsular, “ni tampoco del México-Querétaro, porque ambos son necesarios”. Como se sabe, al inicio de la actual gestión federal se anunció que el tren yucateco conectaría a Mérida con Punta Venado y Cancún, conuna inversión de aproximadamente 32 mil millones de pesos. Sin embargo, el entonces secretario de Hacienda, Luis Videgaray, dio a conocer en 2015 que se cancelaría debido a un ajuste presupuestal.   Por Herbeth Escalante / Corresponsal jram