Haz tu denuncia aquí

Donald Trump desata guerra en comercio

La decisión arancelaria de 
eu puso en vilo el futuro de la renegociación del tlcan

ECONOMÍA

·
Con la imposición de aranceles al acero y aluminio para México, Canadá y la Unión Europea, Estados Unidos abrió la puerta a una eventual guerra comercial, además de que puso en vilo el futuro del TLCAN. El secretario de Comercio de EU, Wilbur Ross, confirmó que a partir del primer minuto de este viernes aplicará un impuesto comercial de 25 y 10 por ciento al acero y aluminio, luego de que no se llegó a un acuerdo del TLCAN en mayo. En respuesta, la Secretaría de Economía lamentó la iniciativa y advirtió que impondrá medidas equivalentes, por un monto equiparable al nivel de la afectación, a diversos productos como aceros planos (lamina caliente y fría, incluidos recubiertos y tubos diversos), lámparas, piernas y paletas de puerco, embutidos y preparaciones alimenticias, manzanas, uvas, arándanos y diversos quesos, entre otros. El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, estimó que la afectación por los aranceles es de aproximadamente “cuatro mil millones de dólares”, una cifra por debajo de dos por ciento del comercio de EU y México”. Reconoció que el diálogo con EU “se tensa” y destacó que México tuvo que responder de manera contundente a esta acción “totalmente ofensiva”, porque “no podíamos quedarnos cruzados de brazos y más vale una colorada que 100 descoloridas”.     Asimismo, el gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, reconoció que las medidas proteccionistas son riesgosas para el crecimiento y la inflación, por lo que estarán atentos al resultado de esta acción. Por su parte, el presidente de México y el primer ministro de Canadá, Enrique Peña Nieto y Justin Trudeau, lamentaron la decisión de Donald Trump y expresaron su rechazo, tras una conversación telefónica que sostuvieron. El secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, aseguró que la posición de México en cualquier ámbito de cooperación con Estados Unidos no variará ante la retórica ofensiva del país vecino: “no tenemos miedo a negociar, pero tampoco vamos a negociar con miedo”. En tanto, su homóloga en Canadá, Chrystia Freeland, informó que su país también impondrá represalias mediante la imposición de aranceles por cerca de 12 mil 780 millones de dólares, a productos como acero, aluminio, cerveza, whisky y papel higiénico. La política comercial entra en vigor el 1 de julio de este año.
La medida de EU pone en tela de juicio la renegociación del TLCAN”, dijo la funcionaria en conferencia de prensa.
Por su parte, la Unión Europea también gravará “con vigor” productos de EU, como tabaco, jeans y motos. Los aranceles entran a lo largo de junio. Bajo este contexto, legisladores republicanos de EU criticaron la decisión de Trump de imponer aranceles y especificaron que esto pone en riesgo a las familias estadounidenses. De acuerdo con José Luis de la Cruz, director del IDIC, la imposición de aranceles por parte de la Unión Americana parece ser una medida para presionar a México y Canadá a cerrar un acuerdo del TLCAN. Sin embargo recordó que Trump, desde su campaña a la Presidencia, prometió emplear más acero nacional en las obras de infraestructura, por lo que no descartó que sea una medida que llegó para quedarse. creció el consumo de acero en México  en 2017. aumentó en el país la producción de acero.   Por Fernando Franco e Iván Ramírez