Haz tu denuncia aquí

Asalto en dos horas

ECONOMÍA

·
Robar un tren lleva entre una y dos horas, participan al menos 12 personas que trasladan de inmediato la mercancía en camionetas a bodegas, para después distribuirla en el mercado negro en los estados aledaños en donde se comete el delito.   Ésa es la forma de operar de las bandas dedicadas al robo a ferrocarriles y que dejó en 2017 pérdidas de más de 550 millones de dólares a las empresas, de acuerdo con Alberto Rivera, presidente de la Asociación Mexicana de Seguridad Privada, Información, Rastreo e Inteligencia Aplicada (Amsiria).   Rivera aseguró que han tratado de combatir este ilícito cambiando horarios de traslado y con tecnología, como colocar chips en la mercancía y contenedores.  
“Lo que se hace ahora es poner rastreo a la misma mercancía en los contenedores y empiezan a emitir las señales, pero la gente no quería hacer esos gastos”, explicó.
  Este delito incrementó 40 por ciento de 2016 a 2017 y los productos se venden principalmente en Puebla, Veracruz, Chiapas y Tabasco, entre otros.  
“Algunos de nuestros socios prestan este tipo de servicio a la parte férrea con guardias que vaya a bordo o en ciertos estados para cuando vayan a hacer paradas, los acompañan por lo menos un par de horas y tratar de mitigar a la delincuencia”, detalló.
  Dijo que anteriormente se esperaba que los trenes pararan para robarlos y abrirlos por la parte de arriba o por las puertas, pero ahora han optado por la violencia y se recurre al descarrilamiento.  
“Ya se subió el grado de violencia, ya no es un par de personas, ya es mucha gente la que está participando y como asociación y la iniciativa privada está muy preocupada por este tipo de ilícitos. Transportar la mercancía vía aérea incrementaría 40 por ciento el costo”.
[caption id="attachment_291397" align="aligncenter" width="1385"] GRAFICO: Paul D. Perdomo / Heraldo de México[/caption]

IMPACTO A COMBUSTIBLES

  El robo al tren puede impactar el precio de las gasolinas y diésel, advirtió Ferromex en su informe anual 2017 a inversionistas en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).   La ferroviaria expuso que los ataques criminales podrían afectar la situación financiera de la empresa.  
"Incluyendo afectaciones a nuestra red o vías ferroviarias de conexión, pérdida de clientes clave o rutas, volatilidad o aumentos sostenidos en los precios de combustibles, escasez de combustible, desaceleración económica, inestabilidad o debilidad de los mercados financieros", advirtió.
  Cuando se afecta al transporte ferroviario, el cual es 66 por ciento más barato que las pipas, según la Comisión Reguladora de Energía, la única forma de moverlo será por camiones, a falta de una red de ductos, dijo Ramsés Pech, analista del sector hidrocarburos.  
"El que los combustibles sean transportados por el medio más económico radica en que la logística contribuye entre 20 y 25 por ciento en el costo final al consumidor", explicó.
  En 2017, el traslado de combustibles por tren creció 25 por ciento, según los datos más recientes de la SCT.   Ferromex señaló que en años recientes, los índices delictivos van en aumento, en gran medida por el crimen organizado.  
"Los transportistas ferroviarios están expuestos al tráfico de drogas en trenes de carga y al robo de carga, diésel y ductos lo que podría tener como resultado interrupciones operativas y retrasos", señaló.
  POR DIANA MARTÍNEZ Y EVERARDO MARTÍNEZ