Haz tu denuncia aquí

Un gran robo en 2 semanas

ECONOMÍA

·
El 27 de abril diversas transacciones financieras que se pretendían realizar con el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) registraron problemas para poder ejecutarse.   Ese viernes, un día de quincena para muchos mexicanos, el Banco de México informó que tres instituciones presentaron inconvenientes con las operaciones del SPEI. Este anuncio marcó el inicio de lo que hoy se sabe fue un ciberataque al sistema financiero mexicano, el cual dejó pérdidas estimadas por más de 300 millones de pesos, el mayor monto en un fraude de este tipo en la historia contemporánea.   [caption id="attachment_284261" align="aligncenter" width="750"] FOTO: REUTERS[/caption]   Lorenza Martínez, directora general del SPEI en Banco de México, reveló que cinco instituciones fueron afectadas, aunque no detalló nombres. Hasta el momento, sólo Banorte lo ha reconocido. No obstante, destacó que son 20 instituciones o más las que operan con retrasos, porque trabajan con un sistema alterno por seguridad, por lo que se prevé que el sistema esté lento en los siguientes días.   El presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Marcos Martínez, dijo que del monto robado en el ciberataque, una parte ya se recuperó y otra se bloqueó, por lo que aún no se conoce la cantidad total. Al ser cuestionado, en entrevista radiofónica, sobre si el monto que se robaron suma más de 300 millones de pesos, dijo:  
  “Sí, pudiera ser. No tengo ningún criterio para decirlo. Lo que puedo decir es que las transacciones son por poco dinero”.
    Es importante destacar que el Banxico, la ABM y la Condusef aseguran que el dinero de la gente en ningún momento estuvo en riesgo.  

FIRMARÁN PROTOCOLO

  Ante este fraude, autoridades y participantes del sector financiero firmarán un protocolo de ciberseguridad en el transcurso de los siguientes días, anticipó Bernardo González, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).   [caption id="attachment_284259" align="aligncenter" width="748"] FOTO: REUTERS[/caption]   Al término de su participación en el Seminario del IMEF, comentó que en este protocolo participarán la Secretaría de Hacienda y el Banco de México, además de bancos y otras instituciones financieras. El objetivo que se busca, comentó, es responder a los distintos eventos que pudieran ocurrir en materia de ciberseguridad, no necesariamente ataques, pues actuaría desde una falla tecnológica en el sistema.Para ello se darán una serie de pasos.   El primero es que a cada entidad se le pedirá que tenga expertos en materia operativa, jurídica y de comunicación, para determinar la relevancia del evento observado. El segundo consistirá en avisar a las autoridades si el fenómeno va más allá de una falla operativa.   En ese caso, dijo, habrá una respuesta inmediata para decir a los usuarios del sistema financiero cómo responder ante esa contingencia.  

CREAN NUEVA ÁREA

  El Banco de México creó la División de Ciberseguridad para fortalecer los sistemas que opera. Esta unidad podrá acceder a cualquier tipo de información del Banco de México, incluyendo la clasificada como reservada o confidencial, así como tener acceso de manera directa e irrestricta a todas las áreas, registros, sistemas y, en general, a cualquier información del instituto.    

PGR investiga el hackeo

    La Procuraduría General de la República (PGR) inició la pesquisa para encontrar a los responsables de los ciberataques al Sistema Financiero; cinco instituciones financieras presentaron denuncias penales. Al cierre de edición, fuentes de la dependencia informaron que las querellas serán concentradas en una sola carpeta de investigación, la cual estará direccionada a establecer el modus operandi del ataque.   Sin embargo, la fuente no precisó el nombre de los bancos y tampoco reveló los detalles del quebranto. El Banco de México (Banxico), la Asociación de Bancos de México (ABM) y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) pidieron a la División Científica de la Policía Federal el apoyo para blindar el sistema de transferencias electrónicas del país.   Por: Fernando Franco