Haz tu denuncia aquí

Amarra gobierno 78% del Nuevo Aeropuerto

ECONOMÍA

·
La construcción y el proceso de licitación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) estará contratada en 78 por ciento al concluir el sexenio de Enrique Peña Nieto, es decir, el gobierno federal ya habrá otorgado contratos a las empresas para realizar obras por un valor cercano a 190 mil millones de pesos, de los 243 mil millones en los que se ubica. Actualmente el encargado de la construcción, Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), tiene adjudicado cerca de 140 mil millones de pesos, pues ya asignó la torre de control, el edificio terminal, tres pistas, plataformas, la cimentación, la subestación eléctrica, la barda perimetral y obras complementarias. Federico Patiño, director general del GACM, dijo que adicionalmente a lo ya asignado, hay un programa de licitaciones para este año que asciende a 50 mil millones de pesos, por lo que se estaría llegando a 190 mil millones firmados con 298 empresas mexicanas e internacionales. “Estaremos licitando el drenaje profundo, la granja de combustible, la terminal de carga, edificios de apoyo y el centro intermodal de transporte terrestre”, expuso el directivo. Según las estimaciones del funcionario, al final de año se podrá contemplar la estructura de la torre de control de más de 90 metros de altura. Además se contempla un avance importante en el edificio terminal de pasajeros, pues estarán listos 18 de los 21 foniles, estructuras en formas de embudo que sostiene y que filtrarán el agua de lluvia al subsuelo del aeropuerto. También se tendrán casi terminadas las pistas dos y tres del aeropuerto. El NAIM tendrá capacidad para atender en su primera etapa a 70 millones de pasajeros y será la solución a la saturacióndel aeropuerto actual, el Benito Juárez, que no deja que haya más vuelos. Edmundo Gamas, director general del Instituto Mexicano de Desarrollo de Infraestructura, dijo que la competitividad de la infraestructura aeroportuaria en México ha caído principalmente porque en la capital hay un cuello de botella. El Nuevo Aeropuerto Internacional de México tiene un esquema de financiamiento que se fundamenta mayormente de la Tarifa de Uso de Aeropuerto (TUA) que pagan todos los pasajeros que despegan desde la actual central aérea, y del nuevo cuando comience a ofrecer servicio, lo que se espera sea a finales de 2020. Así, 70 por ciento de los recursos son pagados de esa manera y el resto en partidas presupuestales. Por su parte, el director general del GACM proyectó, hasta en 120 mil millones de pesos, el costo de una posible cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, a lo que se suma la liquidación de los más de 70 mil trabajadores que estarían colaborando en la obra a finales de este año.     POR EVERARDO MARTÍNEZ