Haz tu denuncia aquí

Aumenta el atractivo del agrocoin

ECONOMÍA

·
La fiebre por las criptomonedas ha llevado a que el primer activo mexicano de este tipo despierte el interés de grandes inversionistas asiáticos y europeos por traer capitales al país. Se trata del agrocoin, moneda virtual creada por Amar Hidroponia a mediados del año pasado con el fin de atraer inversiones al sector agrario, particularmente la producción de chile habanero en Quintana Roo. Rodrigo Domenzain, presidente de la empresa y creador del instrumento, explicó a El Heraldo de México que a seis meses de haber sacado a la venta esta criptomoneda, ya recibió la visita de representantes de grupos de inversionistas de Dubái, India y Holanda, además de que la moneda ha captado el interés de los japoneses. Amar Hidroponia surgió en 2014 como una marca de franquicia para promover la siembra de chile habanero en la localidad de Leona Vicario, en Puerto Morelos. Luego de buscar diversos vehículos para atraer capital a su empresa, Domenzain encontró en las monedas virtuales el modelo idóneo para su meta. Fue así que en agosto de 2017 surgió Agrocoin. “Cuando nos dimos cuenta que había gente que quería invertir en media hectárea o en un cuarto, vimos que ese modelo no funcionaba porque la economía a escala permite abaratar costos. Pensamos entonces en varios vehículos de inversión y cuando surge el tema de las monedas virtuales nos dimos cuenta que se adaptaba perfectamente a nuestro proyecto”. Lo que llamó la atención de Domenzain y su equipo fue la tecnología blcokchain, que es un registro de transacciones digitales seguro y transparente en el que están basadas las operaciones del bitcoin y otros activos virtuales, por lo que decidieron aplicarlo a su negocio. RÁPIDO CRECIMIENTO Aunque el agrocoin nació en agosto de 2017, fue hasta septiembre cuando Amar inició su comercialización. Desde entonces, la firma ha comercializado 50 mil monedas, equivalentes a 25 millones de pesos. “El valor del agrocoin es de 500 pesos, que equivalen a la compra de un metro cuadrado, y no fluctúa. Nuestro modelo de negocio es distinto al del Bitcoin en el sentido de que nosotros sacamos una serie de un millón de monedas con un precio fijo, no pretendemos especular”, explicó Domenzain. Estas monedas se han comercializado a 400 inversionistas y, actualmente, la empresa tiene a 3 mil 200 usuarios que son personas que se han dado de alta y a las que se está evaluando para poder venderles Agrocoins. POR JUAN LUIS RAMOS