Haz tu denuncia aquí

Importación de gasolinas aumenta 59% en 5 años

ECONOMÍA

·
En lo que va del sexenio, la importación de gasolinas se incrementó 59 por ciento, debido al retroceso en la producción de las seis refinerías en el país. Según datos de la Secretaría de Energía hasta 2017, las ventas diarias de gasolinas representaron 797 mil barriles diarios, cifra que incrementó la demanda de energéticos. El volumen de importaciones de petrolíferos en 2013, primer año de la presente administración, fue de 358 mil barriles diarios, mientras que al cierre del año pasado se ubicó en 570 mil. Al mismo tiempo la elaboración de gasolinas ha bajado. De producir 437 mil barriles diarios en promedio en 2013, el año pasado las seis refinerías del país procesaron en promedio 256 mil 998 barriles diarios. En otras palabras, la baja en la producción nacional ha tenido que compensarse con la importación del energético. Cuando inició la administración, 46.1 por ciento de las gasolinas que se consumían en el país eran importadas. En 2017, la relación creció a 71.5 por ciento. Para la analista en energía Miriam Grunstein, el incremento de las importaciones obedece a que con menos producción de crudo en México hay una menor disponibilidad para el procesamiento en el sistema de refinación. Asimismo, apunta como otra causa a la propia reducción en la capacidad de refinación de las instalaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex). No obstante, la dependencia del mercado externo para abastecer la demanda nacional no es mala, dependiendo de las condiciones, sostuvo Gunstein. Recordó que países desarrollados como Australia ya no cuentan con refinerías, y han optado por importar todo su consumo, en este caso desde Singapur. “Lo que importa es cómo importas, si importas barato, eficiente, con buenos costos de logística”, dijo. COMPRA EXTERNA El principal vendedor de gasolinas a México es Estados Unidos, con casi 80 por ciento, pero también se compra a naciones como Holanda, Corea del Sur y Singapur, entre otros. Por su parte, Rodrigo Favela, socio de la firma HCX, comentó que es necesario incrementar la capacidad de almacenamiento del país y la producción de petrolíferos, así como diversificar las fuentes de suministro. México es el segundo país que más gasta en importar gasolinas, el país rebasa a naciones como Singapur, Holanda, Corea del Sur y Japón, que no son productores de petróleo. La Reforma Energética permitió en 2018 la liberación de los precios de los combustibles, el resultado es que entre más competencia en el sector, el costo del energético será más barato, sin embargo, los precios de los petrolíferos aumentaron en 2017 más de 13 por ciento, en comparación con el año previo. POR ENDER MARCANO