Haz tu denuncia aquí

Refinería, sin tregua a la importación

la mayor demanda de combustibles obliga a méxico a depender de las compras en el exterior

ECONOMÍA

·
En este sexenio, México seguirá dependiendo de la importación de gasolinas, aun con la agresiva estrategia del gobierno federal para ampliar y renovar el sistema de refinación, por la mayor demanda del combustible y la insuficiente producción interna, situación que obliga a contar con dos nuevas refinerías, dicen analistas.     Los usuarios actualmente demandan 819.7 mil barriles diarios de gasolinas y Pemex sólo produce 29 por ciento de esa cifra, por lo que la importación ya representa 71 por ciento del consumo, que equivale a 579 mil barriles diarios.   Hacia el 2024 la Sener espera un incremento acumulado de 157 por ciento en la producción de gasolinas para sumar 619.8 mil barriles diarios, pero esto no será suficiente para atender la demanda interna que crecerá 17 por ciento a 960 mil barriles al día, situación que obligará a México a importar al menos 341 mil barriles, de acuerdo con la Prospectiva del Sector Energético 2018-2032 elaborada por la dependencia, que ya toma en cuenta la nueva refinería de Dos Bocas.     Si bien el plan del gobierno permitirá reducir las importaciones de 71 a 35 por ciento durante este sexenio, la dependencia de las gasolinas extranjeras permanecerá hasta después del mandato de López Obrador, ya que hacia 2032 la importación será de 30 por ciento, de acuerdo con el documento.    
“Las seis refinerías rehabilitadas más la nueva que se construirá, permitirán cubrir cerca de 80 por ciento de la demanda nacional, por lo que nos harían falta una o dos refinerías más”, dijo Ramsés Pech, analista de Caraiva y Asociados.
  La nueva refinería requerirá una inversión de 8 mil millones de dólares, además de construir más plantas, lo que implicará un alto costo para el Estado, por lo que es necesario que participe la industria privada en la refinación, a fin de incrementar la producción y así eliminar la dependencia de las importaciones, dijo Pech.   Arturo Carranza, experto de la consultoría Mercury, consideró poco probable que la nueva refinería esté lista en los tres años que promete el gobierno federal, debido a que una proyecto de esta magnitud tarda hasta seis años en quedar concluido, de acuerdo con los estándares internacionales.   [caption id="attachment_422235" align="aligncenter" width="1906"] El plan de AMLO permitirá cubrir el 80 por ciento de la demanda nacional en 2024. El Heraldo de México.[/caption]   Los analistas coincidieron en que no es suficiente renovar el sistema nacional de refinación. “La clave es incrementar la inversión en exploración y producción para contar con más materia prima”, añadió Pech.   La producción de crudo ahora promedio 1.7 millones de barriles diarios, se exportan 1.2 millones y sólo el resto se manda a las refinerías.   POR ADRIÁN ARIAS jrr