Haz tu denuncia aquí

Deja Peña finanzas sanas

Especialistas consideran que el mejor resultado fue en materia de empleo formal

ECONOMÍA

·
La administración de Enrique Peña Nieto heredará a Andrés Manuel López Obrador una economía con claroscuros, que tiene entre sus principales retos reducir la pobreza y la informalidad, además de generar mayor crecimiento de la actividad económica. Por el lado positivo destacan las finanzas públicas sanas, con un proceso de consolidación fiscal que logró reducir la deuda pública en 2017, después de 10 años de constante crecimiento, y tener un superávit en el balance primario. También destaca la generación de empleo en la formalidad, con más de cuatro millones de plazas generadas a lo largo del sexenio. De hecho, es una cifra récord y ha contribuido a que la tasa de desempleo se mantenga estable entre 3 y 3.3 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA). Para Vanessa Rubio, ex subsecretaria de la Secretaría de Hacienda, la estabilidad económica, además de la fortaleza y la resistencia son las características más prominentes de la economía mexicana que se heredarán al nuevo gobierno, los cuales son pilares difíciles de construir. No obstante, entre los retos que enfrentará el gobierno entrante está lograr un crecimiento más allá del avance de 2.4 por ciento que se registró en la administración actual, además de reducir de forma contundente la informalidad, la cual representa 50 por ciento de la población ocupada en el país, y con ello lograr una reducción sustancias de la pobreza.  
“Es un crecimiento inercial el que hemos tenido, el potencial es mayor y creo que se debe sacar provecho”, consideró Gabriela Siller, economista en Jefe de Banco Base.
En opinión de banqueros como Ernesto Torres Cantú, director general de Citibanamex, y Marcos Ramírez, director general del Grupo Financiero Banorte, entre los desafíos pendientes también están el Estado de Derecho y el combate a la inseguridad. Los economistas coinciden en que en esta administración se logró un récord de 34 trimestres consecutivos de crecimiento económico, pero apenas y superó 2 por ciento, lo que muchos analistas lo califican como “anémico”, además de que quedó lejos del avance de 5 por ciento que se prometió con la aprobación de las reformas estructurales, como la energética y la financiera. En materia de precios, en este sexenio, se vivió uno de los momentos más complicados para la inflación, toda vez que alcanzó su mayor tasa de las últimas décadas, debido principalmente a la liberación de los precios de los combustibles.   [caption id="attachment_414630" align="aligncenter" width="1280"] LA ADMINISTRACIO?N DE PEN?A NIETO HEREDARA? UN ESCENARIO MACROECONO?MICO ESTABLE AL EQUIPO DE LO?PEZ OBRADOR. Heraldo de México.[/caption]

Anticipan menor PIB

El Banco de México recortó sus expectativas de crecimiento y aumentó las de inflación para éste y el próximo año, en medio de mayores riesgos económicos y a la espera del Paquete Económico 2019. Para 2018, ajustó a la baja su previsión del PIB, y para 2019, el primer año de AMLO, bajó su pronóstico a un rango de entre 1.7 y 2.7 por ciento. En inflación, para 2018 aumentó la tasa anual a 4.7 por ciento, mientras que para 2019 en 3.4 por ciento.   Por Fernando Franco jrr