Haz tu denuncia aquí

Tasas de EU agitan la volatilidad: González Anaya

El alza en el costo del dinero propicia que el sistema financiero global se estrese

ECONOMÍA

·
La volatilidad que registran el peso y la Bolsa Mexicana de Valores obedece a una serie de factores internos y externos, entre ellos la normalización de las tasas de interés de la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed). A medida de que la tasa de interés de referencia en el país vecino va subiendo, el sistema financiero “se estresa”, lo que se refleja en mayor incertidumbre y volatilidad en los mercados, como hemos visto en los últimos días, explicó en entrevista, para El Heraldo de México, José Antonio González Anaya, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). En septiembre pasado, el banco central estadounidense, a cargo de Jerome Powell, aumentó el llamado precio del dinero en 25 puntos base, para ubicar la tasa de interés entre 2 y 2.25 por ciento, el nivel más alto de la última década. De esta manera, la normalización de la política monetaria en Estados Unidos influyó para que el Banco de México ajustará también su tasa, la cual viene subiendo desde diciembre de 2015. Este fenómeno, aunado a la incertidumbre ligada a la crisis por la que atraviesan países como Turquía y Argentina propició que, en la última semana, el tipo de cambio interbancario se depreciara 1.81 por ciento, tras cerrar ayer en 19.4645 pesos, un nivel no visto desde julio pasado, de acuerdo con la información estadística del Banco de México (Banxico). La misma suerte tuvo la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la cual retrocedió 1.59 por ciento en el mismo periodo.
“Hace mucho tiempo, el tipo de cambio era fijo, y estos impactos se absorbían de otra manera; ahora, esto se refleja en las tasas de interés, en los tipos de cambio, estos indicadores se han visto afectados”, comentó el encargado de las finanzas públicas del país.
[caption id="attachment_392190" align="aligncenter" width="800"] Carlos Mota y José Antonio González Anaya, titular de Hacienda. Foto: Leslie Pérez / El Heraldo de México.[/caption]

ECONOMÍA RESILIENTE

El exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) asegura que deja una economía resiliente, con un crecimiento económico sólido, aunque reconoce que pudo ser mejor, y destaca el proceso de consolidación fiscal que se emprendió en los últimos años, mediante el cual se logró reducir la deuda pública, en 2017, a 46 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), después de marcar una década con un crecimiento constante. El secretario afirma que el proceso de transición ha sido terso, con “muy buen diálogo”.
“Me he reunido varias veces con mi sucesor, hablamos seguido, estamos trabajando en la construcción del Paquete Económico”, un proceso en el que el actual gobierno apoya para que la nueva administración lo presente el 15 de diciembre.
El Paquete Económico es interesante porque realmente es el único lugar donde se habla de una transición donde la ley marca las directrices de manera formal.

ADVERTENCIAS

¿Qué piensa el secretario de Hacienda de las advertencias que calificadoras como Moody’s han hecho sobre Pemex? Hay que preguntarles a ellas, han salido los reportes, los hemos estado leyendo y les hemos estado dando seguimiento, tienen preocupación e incertidumbre sobre lo que viene. [caption id="attachment_392191" align="aligncenter" width="800"] Carlos Mota y José Antonio González Anaya, titular de Hacienda. Foto: Leslie Pérez / El Heraldo de México.[/caption] ¿Cómo deja este gobierno la deuda pública? México enfrente muchos retos, unos más difíciles, unos más urgentes, el tema de la deuda es manejable, está bajo control. Para este año cerrará en 45 por ciento del PIB, esto equivale a la mitad de lo que tiene España, de lo que tiene Estados Unidos, de lo que tienen muchos países desarrollados. Lo importante es la dirección de la deuda, y esta es descendiente, es decir, que cada vez es más pequeña. González Anaya subrayó que en la administración actual se está dejando el país en crecimiento económico, además de un monto de reservas internacionales de 260 mil millones de dólares, que cubren la deuda Pública. Incluso , sostuvo, el gobierno muestra y heredará buenas cuentas, con una inflación bajando, además de un sector financiero bien capitalizado y liquido.
"Es un trabajo continuo el buscar que el país siga creciendo y siga mejorándose, aunado a que las cuentas públicas están bien".
  Por Carlos Mota jrr