Haz tu denuncia aquí

El arte fortalece las ganas de vivir

Niños infectados de VIH son apoyados por la Fundación Pablo Landsmanas

ECONOMÍA

·
Las paredes de la Asociación Civil Ser Humano son la última huella de su evolución: paisajes, retratos, obras en general, creadas por manos inocentes de niños que llevan en su sangre el estigma del VIH y que, a través del arte, han encontrado un camino para ser reconocidos e insertarse en el mundo. Ser Humano es una asociación que atiende a pequeños con VIH. Se creó hace 26 años y su labor ha evolucionado, así como lo ha hecho el tratamiento hacia la enfermedad. “Cuando nacimos lo importante era que los niños no se nos murieran”, cuenta Fernando Regis Ramírez, director ejecutivo de la Asociación. Hoy, el trabajo se enfoca en darles herramientas para que puedan reinsertarse en la sociedad de manera productiva. Fernando comenta que el arte que adorna las paredes de la Asociación ha sido el camino para que los pequeños se sientan reconocidos y a la par de aquellos que no portan el virus. Pero el trabajo de Ser Humano no depende solo de sus trabajadores. Su director destaca la labor de los colaboradores con los que cuentan, en especial de la Fundación Pablo Landsmanas que, a través de la empresa mexicana Corporativo Kosmos, provee diariamente el alimento para los pequeños. Antes las comidas venían de una alianza con una fundación, que diariamente daba las mermas. “Pero la merma es merma, por definición es un producto de segunda. Ahora con el apoyo de la Fundación Pablo Landsmanas, los alimentos que consumen los niños son de calidad, lo que ayuda a mejorar su calidad de vida”, agregó Regis Ramírez. Por Ender Marcano