Prosa busca ser el switch de millennials

ECONOMÍA

·
En mayo próximo, la empresa de servicios financieros Prosa cumple medio siglo de vida y su director general, José Molina, califica a la compañía como millennial, porque desde el interior están en un proceso de renovación y enfocados a las personas que buscan un servicio bancarizado de bajo costo. La compañía toma cartas en el asunto y decide revivir la marca Carnet (que nació a finales de los 60) y aspira conquistar a una tercera parte del mercado de emisión de tarjetas de crédito y débito en México en cinco años, frente a sus competidores Visa y Mastercard, que tienen presencia a nivel internacional. “Hoy tenemos 10 millones de tarjetas, esperamos llegar a 30 millones en los próximos cinco años”, asegura. “El año entrante llegan los fabulosos 50 y estamos en un proceso de renovación profunda de la compañía”, comenta el directivo en entrevista con El Heraldo de México. Este proceso de renovación está enfocada en dos puntos que para Molina resultan vitales en el futuro de su empresa: la virtualización y la generación de experiencias. Destaca que el negocio está en que dentro de cinco años, los nuevos medios de pago representarán 20 por ciento del total de las transferencias monetarias en el país, pero en las próximas dos décadas estas operaciones superarán el número de transacciones financieras. El directivo explica que son competitivos porque la tarjeta Carnet tiene un costo de dos pesos, mientras que su competencia Visa o Mastercard hacen un cargo a los bancos de dos dólares como mínimo en sus tarjetas de crédito y débito activas. Es precisamente lo que los jóvenes están buscando -dice- además de generar una mayor inclusión financiera en aquellas personas que hoy no confían en la banca. Advierte que 96 por ciento de los usuarios de tarjetas que hay en el país nunca salen al extranjero, por lo que la mayor parte de base de clientes del sistema financiero de México no requiere de esos servicios y es donde Prosa se enfocará. Reitera que “todas las plataformas que tenemos ya están con el pensamiento millennial. Nos estamos preparando desde cómo gestionamos la compañía, con conceptos tipo millennial donde tenemos grupos de trabajo con mucha autonomía para que generen, a su mejor entender, las experiencias y esta virtualización que buscan nuestros nuevos clientes”. El directivo añade que bajo esta idea de comulgar con las nuevas generaciones, Prosa está cambiando su perfil: “ya no tenemos nombres de puesto, no hay directores ni subdirectores, todo mundo es responsable de algo; también estamos reduciendo el promedio de edad de nuestra gente y su perfil, deben tener una visión más clara de matemáticas aplicadas y de herramientas tecnológicas, porque ser millennial no sólo es haber nacido en cierta época, también te tienes que prepararte”. Prosa comienza su renovación hace un año y medio, tiempo en el que ha desarrollado plataformas para 32 de los 34 bancos que operan en el país. El número de clientes supera las 160 instituciones financieras y hoy pagan por el switch de Prosa 7.50 centavos de por cada peso que pagaban en 1997. Comenta que los pagos digitales apenas representan 0.4 por ciento de las tres mil 600 millones de transacciones que Prosa hace al año, en los próximos siete años la participación de las nuevas tecnologías para la compañía podría ser de cinco por ciento, según estima Molina. Para ello, Molina ve un área de oportunidad en el uso de dispositivos móviles, principalmente los smartphones, cuya adopción está creciendo rápidamente en México. El directivo recuerda que 91 por ciento de la población nacional cuenta con un teléfono móvil, desde donde pueden realizarse operaciones bancarias, lo que fortalecería al sector ante la baja bancarización que hay en el país. POR JUAN LUIS RAMOS JUAN.RAMOS@HERALDODEMEXICO.COM.MX