Haz tu denuncia aquí

Gobierno Federal recauda más, pero no gasta

ECONOMÍA

·
De enero a septiembre de este año, los ingresos presupuestarios del sector público aumentaron 1.8 por ciento en términos reales, mientras que el gasto presupuestario fue menor en 6.4 por ciento en términos reales respecto al cierre del tercer trimestre de 2016, aunque es mayor en 85.1 mil millones de pesos respecto al programa establecido.   Así, durante enero-septiembre de 2017, los ingresos presupuestarios del sector público contabilizaron tres billones 772 mil 986 millones de pesos, fueron superiores en 5.1 por ciento si se excluye el Remanente de Operación del Banxico (ROBM).   De acuerdo con el informe sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública Tercer Trimestre de 2017, los ingresos tributarios ascendieron a dos billones 182 mil 671 millones de pesos, 101 mil 689 millones de pesos por encima de lo programado y 1.0 por ciento mayor en términos reales a lo observado en 2016.   No obstante, si se excluye el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a combustibles, se observa un crecimiento en la recaudación de 4.4 por ciento real con respecto a 2016. 

LEE: Paquete económico: Hacienda recorta al gasto público 28 mil 300 mdp

Según la información, al interior destaca el incremento real del sistema renta de 5.3 por ciento, del impuesto al valor agregado de 2.8 y del IEPS sin combustibles de 4.4 por ciento, mientras que el IEPS de gasolinas muestra una caída real anual de 27.7 por ciento. Por su parte, los ingresos no tributarios del gobierno Federal ascendieron a 473 mil 901 millones de pesos, monto superior en 374 mil 429 millones de pesos a lo aprobado y 19.2 por ciento mayor con respecto a 2016. Cabe señalar que ese saldo se considera si se incluye el aprovechamiento derivado del ROBM por 321 mil 653 millones de pesos, pero sin considerar el ROBM, se observa un crecimiento de 5.5 por ciento con respecto a igual lapso del año anterior. En cuanto al gasto, el Informe destaca que el gasto programable, sin incluir las aportaciones relacionadas con el ROBM, disminuyó 26 mil 382 millones de pesos respecto al programa, de los cuales 32 mil nueve millones de pesos corresponden a la Administración Pública Centralizada, 20 mil 668 millones de pesos a Pemex y 15 mil 248 millones de pesos al IMSS y al ISSSTE, que se compensa en parte con mayor gasto de operación de la CFE por 42 mil 499 millones de pesos.

LEE: Hacienda va por el dinero virtual, bitcoin su principal objetivo

Por su parte, el gasto no programable aumentó 15 mil 77 millones de pesos respecto al programa, lo que se explica principalmente por un mayor pago de participaciones a las entidades federativas en 34 mil 945 millones de pesos, debido a la evolución favorable de la recaudación federal participable. Así, las participaciones a las entidades federativas aumentaron 7.9 por ciento real, mientras que el gasto federalizado en su conjunto se incrementó 1.2 por ciento real, debido a la evolución favorable de la recaudación y al tercer ajuste cuatrimestral correspondiente a 2016. Con esos resultados, el balance primario registró un superávit de 415 mil 966 millones de pesos, que implicó un crecimiento real de 564.7 por ciento con respecto al mismo periodo de 2016. De hecho, el resultado del balance también se compara favorablemente con el déficit previsto de 13 mil 791 millones de pesos, y es consistente con el objetivo de lograr el primer superávit primario desde 2008.   Por Heraldo Redacción