Di Vagando: ¿Está de moda el suicidio?

La doctora Ruth Axelrod explica que el deseo de muerte es parte del deseo de vida, sin embargo cuando los pensamientos sobre la muerte se vuelven obsesivos es una patología

Suicidio_Ruth
Explica la manera en la que los psicólogos dan atención al suicidio. FOTO: ESPECIAL

En las últimas semanas he tenido la necesidad de profundizar en los aspectos filosóficos, psicológicos y bioquímicos sobre el suicidio.
Es un fenómeno complejo que no es ajeno a la historia de la humanidad.
La simple palabra suicidio genera en nosotros una reacción ya sea de aceptación o de rechazo extremo, siempre acompañados del cuestionamiento sobre la ética, la filosofía y la religión.
¿Es un acto ilegal? Porqué será que se le acusa al que lo piensa, lo desea o lo practica?
El deseo de muerte es parte del deseo de vida, es normal pensar en la vida y en la muerte, sin embargo cuando los pensamientos sobre la muerte se vuelven obsesivos, auto-agresivos e impulsivos ya estamos en el terreno de la patología.
Los pacientes suicidas nos confrontan con las preguntas elementales acerca del sentido de la vida. Trabajar con pacientes que tienen un deseo de morir y acompañarlos en la difícil disyuntiva entre quitarse o no la vida es un desafío profesional y ético.
Otras dos líneas paralelas a estos cuestionamientos son la eutanasia y la muerte asistida . Ambos se caracterizan porque el individuo sufre una enfermedad o una situación terminal e irreversible y se los apoya de diferentes maneras a poner fin a su vida. Como es el caso del pedido de Freud que, ya no tolerando más el dolor físico, y para llegar a su fin , pide una inyección letal a su médico, con el cual ya había acordado como realizarlo. Se confronta con su deseo de morir y de poner un límite a su sufrimiento emocional.
Describir un suicidio es un asunto muy particular ya que cada caso es único.
El psicoanálisis busca entender mucho del porqué y del para que, pero al mismo tiempo hay que confrontar los prejuicios que cada uno de nosotros tiene frente a la muerte inducida y deseada.
Lo complejo de la vida también se espejea en lo complejo de la muerte. Ninguno de nosotros es ajeno a este cotidiano asunto.

PARA LA ALMOHADA
Para estudiar el fenómeno del suicidio se requiere una visión interdisciplinaria para comprender el dolor psíquico, donde se diferencian:

  • La preocupación sobre la propia muerte
  • Los pensamientos obsesivos sobre el deseo de morir
  • Los actos o intentos que se han llevado a cabo para este fin

El suicidio puede diferenciarse de la eutanasia y de la muerte asistida frente a enfermedades terminales. Los psicoanalistas atendemos a los sufrientes ayudándoles a buscar causas, efectos y responsabilidades.

Por psicóloga Ruth Axelrod

¿Te gustó este contenido?