Di Vagando: Abuso emocional, el peor enemigo de las relaciones

El abuso incluye tácticas sutiles como por ejemplo mantener expectativas imposibles de cumplir, analiza la doctora Rocío Arocha

El abuso emocional es mucho más que el abuso verbal. Se puede definir como el comportamiento que está diseñado para controlar, intimidar, subyugar, dominar, devaluar, castigar o aislar a otra persona mediante la degradación, la humillación y el miedo. No sólo es abuso verbal, incluye tácticas sutiles como por ejemplo mantener expectativas imposibles de cumplir, tratamientos de silencio, amenazas de abandono, falta de atención, ignorar los sentimientos del otro, entre otros. Hay tantos modos de abusos emocionales como personas abusivas.

Para muchos expertos, el abuso emocional es considerado como la más dolorosa forma de violencia particularmente porque es lo que más daña a la autoestima. Este daño provoca que la persona que lo vive pierda gradualmente su capacidad de juicio: comienza a confundirse y a no poder juzgar adecuadamente la situación que está viviendo. Sin importar cuanto se haya amado una pareja una vez que el abuso emocional se instala en la relación, el temor, el enojo, la vergüenza y la culpa rebasan por mucho al cariño.

He aquí algunas de las preguntas que nos pueden ayudar a reconocer si estamos viviendo una relación de abuso: ¿tu pareja cree que siempre tiene la razón?, ¿cotidianamente tu pareja te ridiculiza, critica, insulta o devalúa?, ¿sientes constantemente que todo lo haces mal o que no hay forma de quedar bien con tu pareja?, ¿tu pareja te amenaza continuamente con terminar la relación contigo?.

Detener el abuso emocional no es sencillo, pero es posible. El primer paso y quizá el más importante es admitir que te encuentras en una relación de abuso reconociendo el daño que esto te ha causado. Es fundamental además comprender que es lo que nos llevó a elegir una pareja que abusa emocionalmente de nosotros intentando comprender en que lugar estábamos antes de conocer a esta persona. Es muy importante reconocer nuestros sentimientos y solicitar ayuda profesional ya que si el abuso se ha prolongado por mucho tiempo, será mucho más difícil hacerlo sin ayuda.

Para la Almohada

El abuso emocional es muy frecuente y es mucho más dañino que el abuso verbal. Consiste en una serie de comportamientos sutiles y no tan sutiles que incluyen devaluación, amenazas de abandono, maltrato verbal, indiferencia, entre otros. En caso de estar experimentando una situación de abuso emocional es urgente reconocerlo y solicitar ayuda profesional, de otra manera, el deterioro en el juicio y en la autoestima puede ser irremediable.

¿Te gustó este contenido?