PUMAS

Paciencia y trabajo, las dos cosas que pide Miguel Mejía Barón en su regreso en Pumas

El ex entrenador universitario fue presentado como nuevo vicepresidente deportivo

DEPORTES

·
Miguel Mejía Barón dejó en claro que su sola presencia no será suficiente para que las cosas cambien de inmediato. Foto: Especial

Paciencia. Es la principal palabra que pidió Miguel Mejía Barón este miércoles tras ser presentado como nuevo vicepresidente deportivo de Pumas.

El exjugador, directivo y entrenador regresa a la institución a la que le dio un título de Liga desde el banquillo en la temporada 1990-1991, y a la cual, además del amplio conocimiento que tiene de los principios y valores del club, tratará de imprimirle toda la experiencia adquirida desde otros sitios, entre ellos, la Selección Mexicana.

Para el nuevo dirigente, este regreso representa también un agradecimiento a un lugar que, según sus palabras, le dio mucho tanto en el aspecto profesional como en el deportivo.

Sin embargo, Mejía Barón dejó en claro que su sola presencia no será suficiente para que las cosas cambien de inmediato, sobre todo en el primer equipo, y que más que cualquier otra cosa, promete trabajo.

“Mi objetivo, al margen del título, es tratar de adaptarme lo más pronto posible a lo que hay, dentro de las labores en lo que me toque participar, y a partir de ahí dar mi opinión para que las cosas mejoren, no sólo en el primer equipo sino en el resto de las divisiones y fuerzas básicas”, explicó.

Dejó en claro que confía en el cuerpo técnico, encabezado por Andrés Lillini, para que la situación en este torneo pueda remontarse, y enfatizó que le dará todo su apoyo: “Aún sin tratarlo, creo que ha hecho un gran trabajo, sabe mucho de esto y merece continuar progresando en su carrera en el primer equipo. Apoyarlo es una inquietud muy fuerte”.

También consideró que el equipo ha tenido varios avances en estos años de ausencia y que le da gusto ver a exjugadores del club involucrados en la Cantera, porque recalcó, saben lo que representa el escudo y sus principios.

Miguel Mejía Barón está consciente que la ansiedad de la afición universitaria por ver resultados inmediatos es grande, pero insiste en que se debe tener calma y respetar ciertos procesos.

“Queremos ver un equipo competitivo, que maneje el reglamento y que salga a buscar la victoria en cada partido. Quiero trabajar ya para que el tiempo no nos gane”, finalizó.