GOLF

Emiliano Becerril, gran promesa del golf mexicano

El pequeño fue felicitado por el propio Abraham Ancer, actual jugador No. 11 del mundo, luego de su tercer sitio en el US Kids World Championship

DEPORTES

·
FOTO CORTESÍA FAMILIA BECERRIL

En el Club Campestre de Querétaro ningún socio lo conoce por su nombre  completo sino como Abrahamcito. Este sobrenombre se da cuando el pequeño de seis años, José Emiliano Becerril, se convirtió en el máximo admirador de la carrera del actual golfista número 11 del mundo, el tamaulipeco Abraham Ancer, reciente ganador en el PGA Tour, durante el torneo WCG FedEx St. Jude Invitational.

José Emiliano logró su primer gran triunfo a nivel internacional con el tercer lugar, en la categoría de seis años y menores, durante el torneo US Kids World Championship 2021, que se jugó en Pinehurst, Carolina del Norte, Estados Unidos, el pasado 31 de julio del presente año.

En aquella ocasión, Emiliano hizo rondas de 35, 34 y 35 golpes para totalizar 104, cuatro abajo del par de la cancha en Midland Country Club.

“Recuerdo muchas cosas, pero lo que más recuerdo fue… el águila. Le pego a la bandera, se mete, se sale y luego se mete”, dijo Emiliano, vía telefónica, mismo que logró en el hoyo 3 durante la primera ronda, gracias a un buen approach de 30 yardas.

VIDEO INESPERADO

Este gran resultado lo supo hace unos días el propio Ancer, quien felicitó al joven prospecto por medio de un video que posteó la Federación Mexicana de Golf en sus redes sociales oficiales, por su gran desempeño en el torneo y le comentó que siguiera echando muchas ganas para verlo pronto, cuando crezca, en el PGA Tour, circuito en el que participan los mejores golfistas profesionales del mundo.

“Mini Ancer: ¡Muchas felicidades! Me contaron que quedaste en tercer lugar en el US Kids. Yo nunca quedé en tercer lugar en ese torneo. Vas muy, muy bien, échale ganas, José. Me inspira mucho saber que niños como tú le están echando muchas ganas en el golf, síguele así, vas por muy bien camino. Te mando un fuerte abrazo, pronto nos vemos en el PGA Tour”, dijo Ancer en el video, mismo en el que se ve al joven talento quedarse sin palabras.

MOMENTO CRUCIAL 

Emiliano, actual número uno de su categoría en su club, en la Zona Centro, y por ende, de todo México, tenía un ídolo en este deporte desde los tres años. Era el norirlandés Rory McIlroy, a quien quería conocer y tener un autógrafo durante el torneo WGC-Mexico Championship, que se jugó en el Club de Golf Chapultepec en 2019. Sin embargo, se llevó una enorme desilusión al no poder tener la oportunidad de saludarlo, debido a la cantidad de niños ahí aglutinados en esta zona del complejo mexiquense.

Lo que no sabía es que instantes después, Ancer apareció, pues había jugado una ronda de práctica con el propio jugador europeo y conoció a Emiliano, por lo que a partir de ese momento nació la conexión y comenzó a seguir la carrera del jugador profesional de Tamaulipas.

“Abraham se toma fotos con los niños y carga a Emiliano. Y a partir de eso, se hizo fiel admirador de Abraham. Y a parte, porque es mexicano, representa a México”, agregó su papá, Don José Becerril, quien narró cómo inculcó este deporte en su pequeño.
“Prácticamente nació conociendo el golf. Desde que tenía tres o cuatro meses que nos lo llevábamos mi suegro y yo en el carrito de golf. Hasta que empezó a agarrar nuestros bastones y querer pegarle a la bola, y le nació el amor por este deporte”, dijo orgulloso.

ARDUO TRABAJO

La pequeña estrella practica todos los días este deporte por un lapso de tres a cuatro horas. Incluso durante la pandemia por el COVID-19 y que mantuvo cerrados todos los campos de golf del país el año pasado, con tal de seguir apoyándolo, hicieron adaptaciones en su casa para que pudiera seguir con su entrenamiento.

“De hecho como Abraham los segundos tiros (al green de mi hijo) son muy certeros”, agregó el progenitor sobre sus virtudes sobre el campo y agregó: “Tiene mucha concentración, la constancia de que es muy difícil que se salga de su ritmo de juego y tiene una recuperación fuerte”, destacó, quien ahora es su caddie cada que juega un torneo.

“Yo tengo un año o un año y medio en que dejé de jugar, porque ya soy su caddie. Me apasiona verlo jugar más a él que yo jugar”, reconoció.
Don José recuerda que, luego de ganarse hace un tiempo un lugar en el field de un torneo internacional de BMW en Punta Mita (Nayarit), en esa ocasión tuvo la oportunidad de conocer a Rafael Alarcón, coach de la ex número uno del mundo, la tapatía Lorena Ochoa, y por medio de un video en el que vio el swing de Emiliano, el veterano entrenador le dio una importante consejo que prometen cumplir al pie de la letra.

“En esa ocasión me dijo: ‘que nadie le toque el swing a tu hijo hasta que tenga 12 años. Ni lo lleves con ningún entrenador. Déjalo jugar, que se divierta y que vaya avanzando’”, finalizó el ahora papá de una futura promesa del golf mexicano.  

alg

Temas