CONMEBOL

CONMEBOL: Integrante de la Selección de Uruguay fue acusado de acoso sexual durante la Copa América

La CONMEBOL anunció en un comunicado que va a investigar lo que ocurrió; además de confirmar que está en contra de este tipo de actos

DEPORTES

·
Integrante de la comitiva uruguaya fue detenido por acoso sexual en Cuiabá

La Copa América ha dejado mucho de que hablar desde antes de comenzar con el cambio de sedes, pero los temas extra cancha no dejan de salir en el torneo de CONMEBOL, ya que además de la polémica de casos de Covid-19, ahora se le suma una denuncia de acoso sexual por parte de un integrante de la Selección de Uruguay.

La CONMEBOL fue la encargada de sacar un comunicado donde dejaron claro que están en contra de este tipo de actos y que se mantendrá atenta de la resolución por parte de las autoridades judiciales encargadas del caso contra el jefe de seguridad de Uruguay. Dentro del informe confirmaron que seguirán trabajando para terminar con todo tipo de discriminación, violencia y acoso.

La situación

Previo a la tercera fecha de la fase de grupos, la policía de Brasil detuvo al jefe de seguridad de la Selección Uruguaya, Harold Ferreira Roldos, por una denuncia de “acoso sexual y hostigamiento” de una empleada del hotel de concentración en Cuiabá.

En el informe de la Policía Militar de Brasil, se confirmó que el nombre del detenido, la edad y que había “atentado” contra una mujer de 46 años que trabaja como encargada de organizar la Copa América. Ahora está detenido en la Central de Bandeirantes en lo que se sigue investigando el caso.

La historia

El medio O Documento explicó un poco la situación en la que se vio envuelto el integrante del equipo operativo de Uruguay, donde aseguraron que el hecho se habría producido en el segundo piso del hotel Deville, recinto donde se hospedaban los charrúas previo al partido de este lunes contra Chile.

En el relato cuentan con que la mujer explicó la situación, donde confirmó que se encontraba en el segundo piso cerca de las 10 de la noche cuando se acercó el hombre, la saludó y después comenzó a acosarla. La conversación continúo con él preguntándole su horario de trabajo y sueldo.

Con el paso de los minutos se dice que él le pediría un beso y ofrecería dólares para convencerla. Después de unos minutos los guardias de seguridad se percataron de esto en las cámaras de seguridad y procedieron a detener el acto, según el informe de la policía.

dza