Lunes 21 de Junio 2021
LIGA MX

Edgardo Codesal, el árbitro de la polémica eterna en México

El silbante mexicano cumple este 2 de junio 70 años de vida

El silbante mexicano cumple este 2 de junio 70 años de vida. Foto: Especial
El silbante mexicano cumple este 2 de junio 70 años de vida. Foto: Especial
Escrito en DEPORTES el

Una de las figuras más controvertidas en la historia del arbitraje mexicano, Edgar Codesal Méndez, cumple 70 años este miércoles 2 de junio.

Nacido en Uruguay, pero radicado en México desde la década de los ochenta, formó una generación de silbantes que fue reconocida por un estilo muy particular de dirigir los encuentros y por una escuela que tenía sus raíces en personajes como Mario Rubio y Arturo Yamasaki.

Su momento más importante fue cuando dirigió durante la Copa del Mundo de Italia 90, donde destacan los encuentros de cuartos de final entre Inglaterra y Camerún, y por supuesto, el partido final entre Alemania Federal y Argentina, en una polémica que lo acompaña desde entonces hasta la fecha.

Sus inicios

Edgardo Codesal tuvo sus años como futbolista en la niñez, dentro de su natal Uruguay. Desde temprana edad dio a conocer su gusto por el arbitraje, en gran parte por la influencia de su padre, José María Codesal. Su posición, en esos tiempos que tenía la pelota en los pies, era de portero.

En 1976, a los 25 años, comenzó su paso como silbante y un año más tarde tuvo la oportunidad de debutar en la Primera División uruguaya dirigiendo el encuentro entre Club Atlético Cerro y Huracán del Paso.

Árbitro en México

Codesal arrancó su carrera como silbante en el futbol mexicano en 1980, bajo el cobijo de Javier Arriaga, quien era entonces el Presidente de la Comisión de Arbitraje de la Federación y posteriormente sería su suegro.

Ese detalle lo puso en entredicho en varias ocasiones, aunque sus actuaciones sobre el campo eran destacadas y compartió el gremio con otros colegas como Antonio R. Márquez, Joaquín Urrea, José Antonio García y Ochoa, y un entonces joven Arturo Brizio.

En una época donde los cuestionamientos a los hombres de negro estaban a la orden del día, y existía una competencia por ver quién era el mejor en el gremio, Codesal perdió la batalla por dirigir en el mundial de México 1986, donde Márquez fue el elegido para representar al arbitraje nacional.

El silbante recibiría su recompensa cuatro años después, en una oportunidad que no olvidó jamás.

Italia 90, la polémica

Edgardo Codesal cerró su carrera como árbitro en la Copa del Mundo Italia 1990, una competencia donde la Selección Mexicana no participó al estar suspendida por la FIFA, y eso le daría cierta ventaja de llegar lejos en caso de tener buenas actuaciones.

Y así fue. Dirigió tres partidos, el primero de ellos entre Italia y Estados Unidos en la primera ronda donde los anfitriones se impusieron 1-0 y tuvieron oportunidad de aumentar el marcador mediante un penalti que falló y concedió el juez mexicano.

Su siguiente actuación fue la antes señalada entre Inglaterra y Camerún en cuartos de final, donde los británicos se impusieron 3-2. Ahí, Codesal se destacó por marcar tres penales, dos a favor del Cuadro de la Rosa y uno por los africanos.

Y llegó el partido de la polémica, la final entre Alemania y Argentina. A pesar del dominio germano el duelo se mantenía cerrado hasta el minuto 65, donde el cuadro albiceleste se quedó con un hombre menos, tras la expulsión de Pedro Monzón.

Argentina trató de llevar el partido al alargue, pero al 84’, el silbante mexicano marcó como penalti un contacto dentro del área de Roberto Sensini sobre Rudi Vöeller. Con un disparo pegado al poste izquierdo de Andrés Brehme, que hizo inútil la estirada del portero Sergio Goicochea, Alemania ganó 1-0 y su tercera copa mundial.

Hasta nuestros días, Codesal afirma que actuó bien en ese partido y que le duele que varias generaciones de argentinos, que vivieron y no ese encuentro, lo traten mal por algo que pasó hace ya 31 años.

“He recibido deseos de muerte e insultos, cosas que van más allá del deporte. Es un odio que se ha transmitido a varias generaciones de un país”, dijo Codesal en palabras al Heraldo de México. “Me equivoqué en muchos encuentros, pero no en ese”.

Varias de las figuras argentinas que estuvieron en el Estadio Olímpico de Roma siguen sin perdonarle al árbitro lo que ellos consideran una afrenta. En algunas ocasiones, Diego Armando Maradona expresó que “la FIFA mandó a Codesal para perjudicarlos”, mientras que otros jugadores de ese equipo lo han evadido en eventos públicos.

En su faceta como comentarista deportivo, Oscar Ruggeri, defensa central de la albiceleste en ese mundial, tachó de “descarado” al colegiado, y recordó que cuando estuvo en el futbol mexicano con el América, le reclamó sin reparos la forma en la que, según él,  los quiso perjudicar.

Hoy, a sus 70 años, Codesal seguirá viviendo de los recuerdos y la polémica.

POR ÓSCAR ZAMORA