Cumple 75 años la Plaza México

El monumental coso, propiedad de Antonio Cosío Pando Ariño, permanece cerrado y con un muy distinto aniversario debido a la pandemia mundial por el COVID-19

Cumple 75 años la Plaza México
La Plaza México es el coso taurino del continente americano. Foto: Especial

Hoy la Monumental Plaza México, el coso taurino más grande del mundo, cumple 75 años de su inauguración. El martes 5 de febrero de 1946 hicieron el paseíllo Luis Castro “El Soldado”, Manuel Rodríguez “Manolete” y Luis Procuna, en la lidia de seis toros de San Mateo.

La idea de la construcción de este icónico inmueble en la Ciudad de México, fue de Neguib Simón, empresario yucateco, de origen libanés, quien soñaba con la edificación de una “Ciudad de los Deportes”, compuesta por la plaza de toros, un estadio de futbol, además boliches, canchas de tenis y frontón; cines, arena de box y lucha, playa con olas, alberca, estacionamientos, así como terrenos para ferias y exposiciones.

Inmuebles para la tauromaquia 

La construcción arrancó el 1 de diciembre de 1944, el cual encabezó el ingeniero Modesto Rolland, en una ladrillera en la Colonia Nochebuena. Sin embargo, sólo se culminaron los dos inmuebles para la tauromaquia y el futbol –actualmente donde juega el Atlante de Liga de Expansion­–, debido a que los fondos se agotaron.

Dos días antes de la inauguración, el Arzobispo de México, Luis María Martínez bendijo con agua bendita el coso, al dar una vuelta al ruedo. De hecho, y con particular comentario posterior, señaló: “di la primera vuelta (al ruedo) antes que ‘Manolote’”.

Hoy hace 75 años, la corrida programada a las 16:00 horas, comenzó con un retraso de 10 minutos, debido a la desorganización que imperó, pues más de 50 mil personas batallaron para encontrar sus localidades, cuyos precios fueran de 250 pesos –en barrera de primera fila en sombra– y 160, en el área denominada como de sol. Mientras que los de menor valor fueron los de cinco (sombra general), y de tres (sol general).

Cartel inaugural. Foto: Expecial

Jardinero y soldado

El primer toro que se lidió fue “Jardinero”, el cual le correspondió a “El Soldado”.

El español Manuel Rodríguez “Manolote” pasó a la historia como el primer torero en cortar una oreja, tras la faena al burel de nombre “Fresnillo”, lidiado en segundo lugar.

Mientras que Luis Procuna fue el primer mexicano en llevarse un apéndice en la historia del monumental coso, al ejemplar “Gavioto”, que se lidió en tercer sitio.

La Plaza México es el coso taurino del continente americano y el de segundo mayor importancia a nivel mundial, detrás del coso de Las Ventas, en Madrid, España.

Sigue siendo el coso taurino más grande del mundo, pese a que de 50 mil, hoy en día sólo tiene una capacidad para 41 mil 335 lugares.

El torero que más veces actuó en el Coso de Insurgentes, como también se le conoce a la Plaza México, es el regiomontano Manolo Martínez, con 91 tardes, en las que cortó 81 orejas y 10 rabos.

2 mil festejos taurinos

A lo largo de su historia en 75 años se han realizado más de dos mil festejos taurinos –entre corridas de toros y novilladas– además de ser la sede de conciertos, peleas de box y lucha libre, de motociclismo, partidos de tenis, eventos políticos y religiosos.

El último festejo taurino que se llevó a cabo en este importante ruedo, debido a la pandemia mundial por el COVID-19, fue el del pasado 16 de febrero de 2020, en la corrida 18 de la Temporada Grande 2019-2020, en el que actuaron los caballistas hispanos Pablo y su hijo Guillermo Hermoso de Mendoza (Esp), además de los matadores mexicanos Arturo Saldívar y José María Hermosillo, en la lidia de cuatro toros de Los Encinos (para rejones) y cuatro más de Santa Fe del Campo, para los de a pie.

En aquella tarde, Guillermo Hermoso y Saldívar, se erigieron como los triunfadores, al cortar una oreja, respectivamente.

Casi un año...

Debido a que el coronavirus sigue sin ser controlado a nivel mundial, la empresa de la Plaza México, la cual encabezan Alberto Baillères y Javier Sordo, canceló la Temporada Grande 2020-2021, así como el festejo del Aniversario 75. Hoy se cumplen 355 días sin actividad taurina.

Y el indescriptible olé de la afición que asiste a este coso sigue callando y esperando a que el Embudo de Insurgentes vuelve a abrir sus puertas y el pasodoble Cielo Andaluz retumben las paredes de este monumental inmueble, el cual llega a un muy distinto y en silencio 75 aniversario.

Por Héctor Juárez Cedillo

avh 

 


Compartir