Rikako Ikee: de sufrir LEUCEMIA a ganar el Abierto de Tokio de Natación

La deportista nipona Rikako Ikee logró su primer triunfo tras superar una leucemia que le apartó durante 19 meses de las competencias

Rikako Ikee: de sufrir LEUCEMIA a ganar el Abierto de Tokio de Natación
Rikako Ikee superó la enfermedad de leucemia y ganó en la final del Abierto de Tokio. Foto: EFE

La nadadora japonesa Rikako Ikee logró su primer triunfo tras superar una leucemia que le apartó durante más de año y medio de las albercas, todo esto al ganar este domingo la final de los 50 metros mariposa del Abierto de Tokio, con un tiempo de 25.77 segundos.

Con 20 años de edad y un tiempo muy destacado, Rikako se colocó en la tercera posición de la clasificación mundial del año que encabeza la francesa Marie Wettel con una marca de 25.51.

"Siento que estoy recuperando la forma gradualmente. Realmente no pensaba que pudiera nadar por debajo de los 26 segundos, por lo que estoy un poco sorprendida", indicó Ikee al final de su prueba.

 

 

En 2019 anunció que padecía Leucemia

En 2019, Rikako Ikee, era una de las grandes estrellas del equipo japonés de natación, entrenado para los Juegos Olímpicos de Tokio. Fue entonces que la deportista anunció que padecía leucemia, enfermedad que le obligó a estar hospitalizada durante 10 largos meses, hasta que en diciembre de ese mismo año fue dada de alta.

Pese a que en un principio la propia Ikee descartó la posibilidad de participar en los Juegos de Tokio, el aplazamiento de la cita olímpica a causa de la pandemia de coronavirus abrió la posibilidad de que pudiera competir.

Afortunadamente para ella y su equipo nacional, Ikee volvió a competir en agosto de 2020 y esto refrendó su posición de deportista elite, dado que en 2018 fue nombrada nadadora del año en Asia, gracias a las ocho medallas, seis de estas de oro, que obtuvo en los Juegos Asiáticos.

Fue mejorando hasta la Final

Desde entonces, ha competido en algunas pruebas y mejorado sus tiempos. Aunado a esto, disminuyó casi segundo y medio a su marca en los 50 metros libre.

Sin embargo, Rikako Ikee no había competido hasta este fin de semana en ninguna prueba de mariposa, su mejor estilo y en el que ya dejó muestras de su enorme potencial en los Juegos de Río 2016, tras concluir con 16 años quinta en la final de los 100 mariposa.

Afortunadamente, su regreso se dio en excelente forma y esto llevó a que la prueba de mariposa le diera el sábado la tercera plaza en la final de los 100 con un tiempo de 59.44, este domingo se impuso en los 50 con un crono de 25.77 segundos.

Esas marcas permitieron a Ikee lograr la clasificación para los Campeonatos Nacionales de Japón, para los que ya tenía el boleto seguro en las pruebas de 50 y 100 libre, que se disputarán el próximo mes de abril y de los que saldrán los integrantes del equipo japonés que participará en los Juegos Olímpicos.

No obstante, la nadadora japonesa deberá mejorar su tiempo en los 100 mariposa -la prueba de 50 no es olímpica- si quiere lograr el billete para los Juegos de Tokio.

"En estos momentos no es algo que me planteo, cuando comience a lograr tiempos de clase mundial será el momento para pensar en ello", indicó.

Ikee, que hace unos meses centraba sus esperanzas olímpicas en los Juegos de París 2024, no quiere que la presión de lograr una plaza para Tokio enturbie la rotunda victoria que supone ya haber vuelto a la competición tras superar una leucemia.

 

maaz


Compartir