Haz tu denuncia aquí

Le dedica el duelo a su papá

Katie Sowers es la primera mujer entrenadora que estará en este juego, y le prometió a su progenitor ir por el triunfo

DEPORTES

·

Su papá es el primer amor en la vida de Katie Sowers, la primera entrenadora en la historia de la NFL en llegar a la disputa de un Super Bowl.

Como asistente ofensiva de los 49ers, Sowers está a un paso de cumplir la promesa que le hizo a su progenitor Floyd Sowers, fiel seguidor del equipo, cuando el próximo 2 de febrero enfrente a los Chiefs por el trofeo Vince Lombardi.

Hace poco más de dos años y medio el señor Sowers sufrió un infarto que cambió la vida de la familia; Katie, el 9 de junio de 2018, escribió en su diario la promesa que hizo: “Quiero ver a mi papá sonreír en un juego de los 49ers. Una última vez”.

La también gemela de Liz sabía desde niña que su pasión era el futbol americano.

 

“A los ocho años mi mamá quería que jugará basquetbol, pero yo no. Cuando tenía 10 años pedí de navidad un casco y unos shoulders de verdad”.

 

Sowers jugó de forma profesional y alcanzó su máximo rendimiento con los Titans de Kansas City en la Women’s Football Alliance.

Esto le permitió ser llamada a la selección de Estados Unidos, con la que conquistó el Mundial Femenino de esta disciplina en 2013.

Tras terminar su carrera como profesional, el amor por este deporte la llevó en 2016 a los Falcons, donde estuvo en el campamento de entrenamiento. Y en 2017 firmó con los 49ers, el equipo de los amores de su papá.

Ahora, ganar el Super Bowl ante los Chiefs la hará cumplir la promesa que hizo en 2018, en aquel diario que escribe.

Por Omar Moro

lctl