Haz tu denuncia aquí

Sincronía

Ser guía implica trabajo; así fue el oro de césar belman con Daniela Velasco

DEPORTES

·

LIMA. La historia recordará a Daniela Velasco como la campeona parapanamericana de 1,500 m T13, pero ninguno de sus pasos hacia la dorada victoria pudo suceder, si César Belman, el guía que trabajó a la par de ella seis días por semana, y no descansó hasta verla brillar con el oro.

Múltiples responsabilidades y toma de decisiones en cuestión de segundos es lo que trabajan. “Sí se siente mucha presión, porque en gran parte la estrategia depende mucho de ti. Si te equivocas pones en peligro los sueños de alguien más con quién pasas tanto tiempo”, confesó Belman, quien alcanzó podios nacionales en 800 m.

El binomio debe correr, de principio a fin, unido por un listón, el guía no puede estar más de 15 centímetros detrás del atleta, pero si el guía cruza la meta antes o se sueltan previo a culminar, son descalificados.

“Tu cerebro va trabajando al mil, porque tienes que estar en todo. Por un lado, la estrategia de la carrera, en cómo se van posicionando los rivales y en que los parciales sean correctos. Y esa estrategia la transmites a Dany, de manera que se vaya motivando, y en la parte final te conviertes en su primer porrista. Tienes que encontrar las palabras que la animen, sin desconcentrarse de los rivales. Y por último, sumado a que también me canso, aunque el tiempo en teoría para mí es sencillo, al correr con ella es muy demandante también te duele como si estuvieras corriendo a ritmo de tu mejor marca personal”, narró César, quien con Daniela entrena bajo las instrucciones de Fabricio Chamor.

Tan sólo el sábado fue cumpleaños de Daniela y el domingo recibió su mejor regalo: un oro con nuevo récord de 4m:39.63s, guiados hacia un camino aún más complejo: Tokio 2020.

POR KATYA LÓPEZ

abr