Haz tu denuncia aquí

Presión Mundial

Brasil y Argentina atraen la atención del mundo, en un clásico que define el pase a la final

DEPORTES

·
"Este partido es muy grande. Argentina es un rival que admiramos, porque tiene grandeza". La declaración de Tite, el seleccionador brasileño, marca las horas previas de una nueva edición del superclásico sudamericano. Hoy, con un premio muy tentador: el pase a la final de la Copa América. En la historia de este torneo, el duelo entre brasileños y argentinos es el más repetido de todas las series. En total, la cuenta asciende a 32, con 15 triunfos para la Albiceleste y nueve para la Canarinha. Los ocho restantes fueron empates. "Cuando hablamos de Argentina, no sólo lo hacemos de individualidades, sino en términos colectivos, porque no hay forma de anular a Messi. Podemos disminuirlo o neutralizarlo, pero sólo eso. La historia nos presenta un nuevo capítulo", agregó Tite, en conferencia de prensa. La última vez que la Albiceleste impuso condiciones sobre la Verdeamarelha, como visitante, fue en 1998, en un amistoso que terminó 1-0 a su favor. El gol lo hizo Claudio El Piojo López. Recientemente, Brasil acumula cinco duelos sin derrotas ante el equipo argentino en este certamen (dos triunfos y tres empates). Antes de eso, la Albiceleste había ganado 13 de los 19 enfrentamientos. "Es evidente que Brasil está en una situación importante, con jugadores que vienen jugando juntos, con un entrenador que está desde hace mucho. Eso le da ventaja. Creemos que podemos hacerlo bien, pero los números están ahí", afirmó Lionel Scaloni, técnico de Argentina. En las cuatro más recientes ocasiones que se enfrentaron en series a matar o morir, Brasil eliminó a su clásico rival de forma contundente: ocurrió en los cuartos de final, en las ediciones de 1995 y 1999; además de las finales del 2004 y 2007. A nivel individual, se suma otro ingrediente: la presencia del portero brasileño Alisson, quien, con la Roma (2018) y el Liverpool (2019), derrotó al Barcelona de Messi. Hoy, en Belo Horizonte, Alisson buscará su tercer triunfo. "Cada partido tiene su historia. Fueron dos historias ganadoras para mí, pero aquí será diferente", advirtió el guardameta, motivado por el clásico. Por REDACCIÓN EL HERALDO DE MÉXICO