Haz tu denuncia aquí

¡Messi, el más grande! 14 años como goleador

El argentino marca su gol 600 con el Barcelona y encamina a los culés a la final

DEPORTES

·
Catorce años después del día en que Lionel Messi comenzó a escribir su historia como goleador del Barcelona, el genio argentino llegó a seis centenas de anotaciones con su club para encaminar el pase a la final de la Champions League, luego de golear 3-0 al Liverpool. El 1 de mayo de 2005, al recibir un pase de fantasía de Ronaldinho, La Pulga se estrenó, con un sombrerito, como anotador del cuadro español, luego de marcarle al Albacete en el Camp Nou, mismo recinto en el que ayer venció en el primer capitulo de las semifinales. Pese a la erupción del volcán Leo en el último cuarto de hora, no todo fue fácil desde el principio para él contra unos Reds muy férreos. El partido estaba de ida y vuelta, pero Salah deslumbraba especialmente, convirtiéndose en una pesadilla para la zaga del cuadro local. El gol de Luis Suárez, en el minuto 26, metiendo la pierna en boca de gol para empujar a la red un pase endiablado de Jordi Alba, dio un respiro al Barça, en un momento del duelo especialmente delicado. Para la segunda mitad, Salah fue de más a menos, justo al revés que Messi. Al 59’, el egipcio envió un peligroso pase desde el lateral para que su compañero James Milner probara de nuevo los reflejos del arquero Ter Stegen, quien salió inspirado. El primer gol de Messi llegó cuando el argentino cedió a Sergi Roberto y éste habilitó a Suárez, que envió al larguero, con la buena fortuna de que el balón fue rebotado hacia La Pulga, que no desaprovechó esa segunda oportunidad (75’). “En este momento él es imparable”, dijo Júrgen Klopp, técnico del Liverpool, sobre el 10 blaugrana. “Es un jugador de clase mundial, asombroso... el 2-0 no fue el mejor gol de su carrera, pero demuestra sus habilidades”, agregó el estratega alemán del cuadro inglés. https://twitter.com/FCBarcelona_es/status/1123741405036335106 Así, el golazo de la noche estaba por llegar y fue al minuto 82’, de falta directa y de un zurdazo al ángulo, que representó el duodécimo tanto de Messi en esta Champions, donde Salah apenas ha firmado cuatro. Pero más que los números, es la magia de Messi la que habla por sí sola. “Leo sabemos lo que es, lo que pasa es que no deja de sorprenderte. Todos los jugadores tienen que aparecer, él es el capitán y maneja el juego como cree conveniente”, apuntó Ernesto Valverde, timonel del Barcelona. Con el 3-0 en contra, el Liverpool no bajó los brazos y Salah estrelló un balón en el poste, después que Ivan Rakitic sacara de debajo de los palos un disparo rival (84’). El Barça aguantó y aún tuvo la posibilidad de un cuarto tanto, en una última contra sobre la campana pero Ousmane Dembélé, solo ante la portería, mandó el balón a las manos de Alisson (90’+6’); pese a ello, el cuadro blaugrana dio un gran paso rumbo a la final. Por Redacción