Haz tu denuncia aquí

Dominio o desquite

Tigres y Monterrey protagonizan una nueva definición por el título del balompié de mujeres

DEPORTES

·
El camino que lleva a la segunda final regia de la Liga MX Femenil es el mismo, pero con efectos diferentes; mientras Tigres aspira a marcar una hegemonía en el balompié nacional de mujeres, el Monterrey quiere vengarse de la corona que perdió hace un año ante su acérrimo rival. Hoy, El Volcán será el epicentro de este antagonismo, en donde se escribirá el primer episodio del duelo por el título del Clausura 2019. Desde que se institucionalizó la liga femenina en nuestro país, en 2017, el club felino tomó con responsabilidad la integración de su plantilla, valiéndose de jugadoras experimentadas, lo que le permitió llegar a su tercera final consecutiva, coronándose ya en una de éstas. De ganar el trofeo del actual certamen, las universitarias se convertirían en el primer equipo en sumar dos estrellas en esta categoría profesional, durante su cuarta edición, y de paso marcar un dominio sobre las Rayadas, a las que derrotaron ya en esta instancia. “Estamos logrando poner a Tigres en los mejores planos del futbol, ahora vamos por más. Es una motivación tener una nueva oportunidad de levantar ese trofeo, y será clave el juego de local de hoy, debemos aprovechar eso para llevarnos un resultado para la vuelta”, señaló Liliana Mercado, capitana felina. Para el Monterrey, esta final tiene tintes de revancha, ya que justo en su casa, las felinas las derrotaron, en definición desde los 11 pasos (2-4), y estas últimas se estrenaron como monarcas en el Clausura 2018. Los escenarios de aquel entonces fueron similares a los actuales: dominando la fase regular, y con la final de ida en el Estadio Universitario, y la vuelta en el BBVA Bancomer. “De hace un año a hoy cambió la madurez y la experiencia en el equipo. La final anterior que vivimos estuvo llena de emoción e incertidumbre, no pudimos controlar esos sentimientos para bien, pero ahora tenemos más experiencia”, aseguró Mariana Cadena, zaguera blanquiazul. Por ALEXIS HERNÁNDEZ